12 de junio de 2010
12.06.2010

UGT y CC OO amenazan con la huelga general si el Ejecutivo aprueba el decreto

La CEOE cree que la reforma no es suficiente para crear empleo y Zapatero busca el pacto político

12.06.2010 | 02:00

Los secretarios de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, y de UGT, Toni Ferrer, destacaron ayer que en la propuesta del Gobierno de reforma laboral se "lesionan" los derechos de los trabajadores, por lo que advirtieron al Ejecutivo de que habrá huelga general si no modifica su texto. Górriz y Ferrer hicieron estas declaraciones en el Ministerio de Trabajo, donde ayer tarde recogieron el texto definitivo de propuesta del Gobierno del coordinador general del diálogo social, Alfonso Morón.
Los dirigentes sindicales recordaron que, desde el principio, han vinculado la huelga general a que se "lesionen" los derechos de los trabajadores. Ahora, precisaron, se ha sustanciado este ataque a los trabajadores en la propuesta de decreto ley del Gobierno, de la que dijeron que sirve para abaratar el despido y para "dar más poder" al empresario para que modifique las condiciones laborales de las plantillas.
Según Ferrer, en el documento del Gobierno ahora hay "más razones que ayer" para la convocatoria de huelga general. No obstante, dijeron que no convocarán la huelga hasta que el Gobierno apruebe el próximo miércoles día 16 su propuesta en Consejo de Ministros.
Cuando exista un texto definitivo, y si recorta derechos de los trabajadores, se decidirá la convocatoria, precisó Górriz, quien avisó de que ahora lo que se está proponiendo es un "despido más barato", "abrir la negociación colectiva en canal" y convertir la intermediación laboral en un "negocio". Entretanto, recordaron que el martes se reúnen los máximos órganos de cada sindicato y que ese día se conocerá la posición definitiva de ambos sobre la reforma del Gobierno.
Mientras llega la cita del día 16, el Gobierno confía en conseguir los apoyos políticos suficientes para sacar adelante su reforma , incluido el del principal partido de la oposición, el PP, que ayer mismo reiteró su "buena disposición". El Ejecutivo admite su optimismo ante la posibilidad de que el PP, CiU y el PNV acaben apoyando la reforma laboral, cuya convalidación debatirá el Congreso el día 22. Fuentes del Ejecutivo también ven receptivos a los nacionalistas catalanes y vascos, formaciones que para el Gobierno pueden encontrarse cómodos con la propuesta que se les exponga.
El lunes se reanudarán los contactos con los partidos para intentar recabar apoyos.

Mercado "obsoleto"
Por su parte, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, dijo ayer que una reforma laboral es imprescindible, pero no suficiente para crear empleo y que es necesario hacer "otras muchas más" y, sobre todo, tener crecimiento económico. Aunque Díaz Ferrán no quiso opinar sobre la reforma que aprobará el Gobierno hasta que tenga el documento definitivo, afirmó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho a los empresarios europeos, con quienes se reunió ayer, que la reforma laboral que acometerá será "de calado".
El presidente de la patronal española hizo estas declaraciones en la rueda de prensa que junto al presidente de la patronal europea Business Europe, Jürgen Thuman ofrecieron tras la firma de la Declaración de Madrid, que contiene las propuestas de los empresarios europeos que harán llegar a la Cumbre de Jefes de Estado del 17 de junio en Bruselas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook