11 de junio de 2010
11.06.2010
Deudas incluidas

El empresario Ángel del Cabo compra Marsans por 600 millones

El propietario de Posibilitum adquiere también Hotetur y la compañía de servicios aeroportuarios Newco

10.06.2010 | 02:08

Los accionistas de Viajes Marsans han vendido el cien por ciento del grupo turístico a la sociedad Posibilitum Business, del empresario Ángel del Cabo, por 600 millones de euros (721 millones de dólares), incluidos los pasivos de las compañías adquiridas, informaron hoy las partes.

Viajes Marsans era propiedad hasta ahora del presidente de la patronal española CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y de su socio Gonzalo Pascual, que han solicitado concurso voluntario de acreedores para facilitar su venta a Posibilitum, informó el grupo turístico.

Según los anteriores propietarios, con esta medida se solucionan los problemas judiciales que planteaban algunas reclamaciones de acreedores y "se garantiza que el proceso de reordenación del grupo se va a llevar a cabo con el control judicial".

La solución del concurso se presentó ayer en un juzgado de Madrid.

Posibilitum adquiere así la empresa Viajes Marsans y participaciones totales o parciales en más de 50 sociedades del sector turístico, entre ellas la cadena hotelera Hotetur y la compañía de servicios aeroportuarios Newco.

El nuevo propietario venderá activos, redimensionará las actividades del grupo y afrontará un ajuste de costes y recursos para volver a la rentabilidad en el menor plazo posible.

La venta de Viajes Marsans se cerró anoche, precisamente el mismo día en que el presidente de la patronal española, Gerardo Díaz Ferrán, se reunía con miembros del Gobierno y de los sindicatos mayoritarios en España para negociar la reforma laboral, que finalmente fracasó esta madrugada.

Los problemas empresariales de Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual comenzaron con la expropiación de Aerolíneas Argentinas, a los que se sumó el pasado año la inasumible deuda de Air Comet, que ponía en peligro al resto del grupo en un momento de restricción crediticia.

La compañía aérea fue fundada en 1996 por el grupo turístico español y volaba regularmente a Buenos Aires, Lima, Guayaquil, Quito, Bogotá, La Habana, Cancún y México.

Con el cese de operaciones de Air Comet, miles de viajeros entre España y Latinoamérica resultaron afectados al ser suspendida su licencia de vuelo en pleno mes de diciembre, a pocos días de las vacaciones de Navidad.

El grupo recibió otro golpe decisivo cuando la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) retiró en abril a Marsans su licencia para vender billetes aéreos por el impago de una deuda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook