10 de junio de 2010
10.06.2010

El recibo de la luz de hogares y pymes en la Comunidad ha subido un 31% en dos años y medio

El Consell calcula que con el nuevo aumento que plantea Industria la factura eléctrica de las familias y empresas se encarecerá hasta un 6%

10.06.2010 | 02:00
Sebastián, ministro de Industria.

La Conselleria de Infraestructuras y Transportes denunció ayer que el Gobierno central ha subido el recibo de la luz de hogares y pequeñas y medianas empresas un 31% desde enero de 2008.
En un comunicado, el titular de este departamento, Mario Flores, critica que el nuevo aumento del 10% de la tarifa de acceso que plantea el Ministerio de Industria, la factura eléctrica de las familias y pymes de la Comunidad se encarecerá a partir de julio entre un 4% y un 6%. Estos incrementos supondrán 190 euros más al año, en el caso de los hogares, y 365 euros más al año, en el caso de las pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con los cálculos realizados por la Conselleria de Infraestructuras y Transportes.
Para el conseller Flores, "esta nueva subida va a contribuir a agravar la crisis económica y va a perjudicar a cientos de empresas y miles de familias, ya que la nueva subida de la tarifa prevista afecta a cerca 2.9860.000 clientes de la Comunidad, entre domésticos (hogares) y pymes, a quienes todavía se aplica la tarifa de Último recurso (TUR).
Los aumentos de la luz producidos desde enero de 2008 suponen para un hogar medio de la Comunidad pagar 190 euros más al año en la factura de la luz. En el caso de las pymes con potencias inferiores a 10 kilovatios de potencia el aumento de la factura para una empresa de tipo medio asciende a 365 euros más al año, respecto a enero de 2008. Por lo que se refiere a las medianas industrias, que ya están liberalizadas, la parte regulada de la factura eléctrica -que supone cerca de un 25% del total de la factura eléctrica de estas industrias- aumentará en un 5%.
A las críticas del Consell se unieron ayer otros dirigentes del PP, como la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, que calificó de "escándalo" la subida que prepara el Gobierno y que, en su opinión, el presidente Zapatero "va a imponer" a los ciudadanos, "por desgracia". Aguirre añadió que los consumidores "no tienen por qué pagar", a través de este incremento, "costes que nada tienen que ver" con la producción de energía, como el coste del carbón nacional o el parón nuclear. "Se para Garoña sin razón y el coste lo reflejan en el recibo de la luz", apostilló.
En la misma línea, el secretario del PP en la Comunidad, Antonio Clemente, aseguró que Zapatero "está firmando la sentencia de muerte de las economías domésticas con las subidas de impuestos", y advirtió de que la nueva subida de la luz "dejará a los ciudadanos a dos velas". Clemente indicó que la subida de la luz y el IVA afectarán "a las familias y a las pequeñas y medianas empresas" y agregó que "no es de recibo que Zapatero cierre el puño con subidas de impuestos, lo que va a provocar un freno en el consumo".
Por su parte, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró ayer que las aproximaciones que se están haciendo sobre la subida de la tarifa eléctrica son "incorrectas" y señaló que no se "atreve a dar un tanto por ciento" porque le parece "un poco precipitado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook