08 de junio de 2010
08.06.2010

Las cajas necesitan al menos 24.000 millones para reforzar su solvencia

Un informe de Citi mantiene que sólo BBK, Cajastur, Kutxa, Unicaja y Vital pueden operar sin las aportaciones del FROB

08.06.2010 | 02:00

Las cajas de ahorros españolas necesitan entre 24.000 y 34.000 millones de euros para situar sus niveles de solvencia en el 8 por ciento y reforzar así sus recursos propios, según un informe elaborado por el banco estadounidense Citi. No obstante, este estudio asegura que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que está dotado con 9.000 millones de euros, "es suficiente para ello". Además, calcula que los fondos del FROB, que estarán disponibles hasta finales de junio, deberían "conducir a una consolidación de las fusiones" en España.
Según los expertos de Citi, sólo BBK, Cajastur, Kutxa, Unicaja y Caja Vital tienen un nivel de solvencia por encima del 10,5 por ciento, por lo que no necesitarían ninguna inyección de fondos por parte del FROB. El estudio también añade que el 65 por ciento de las necesidades de capital de las cajas se concentran en seis entidades, entre las que se incluye las intervenidas Cajasur y Caja Castilla La Mancha (CCM). En cuanto a la exposición de las cajas y bancos españoles a la construcción, el informe asegura que la cantidad asciende a un importe neto de 123.000 millones de euros, un riesgo que sería en cualquier caso "totalmente cubierto por el FROB". Así, de acuerdo con la prueba de esfuerzo realizada por Citi, el tamaño del FROB "es suficiente".
Además, el estudio indica que el nivel de provisiones requeridas en la actualidad a las entidades, sus niveles de capital y el valor de la garantía "son los amortiguadores que deberían permitir a las cajas sobrevivir a esta crisis".
Citi también matiza que "el principal riesgo" es tener un sistema financiero "con entidades incapaces de dar préstamos, con lo que reducirían las posibilidades de una recuperación económica saludable". El informe refleja que no tiene en cuenta la nueva reglamentación de Basilea III, que podrá afectar a alguna caja de forma "significativa".


El citado estudio también dice sobre la reestructuración de las cajas que el proceso cambiará la estructura del sector de forma "espectacular" y que abre un camino de oportunidades a los bancos para ganar cuota de mercado.

Teniendo en cuenta las fusiones anunciadas, el número de cajas se reducirá a 23 grupos, teniendo en cuenta la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Para Citi, la reestructuración del sector financiero, es uno de los tres temas "clave" para España, unido a la reforma del mercado laboral y la consolidación fiscal.

Citi critica en su estudio que el Banco de España, en vez de llevar a cabo un proceso "rápido y agresivo de reestructuración, parece haber adoptado un enfoque más lento, que ha hecho que el mercado temiese una situación peor".

Añade al respecto que una de las principales razones de la lentitud del proceso ha sido la "política natural de las cajas", por lo que advierte de que "el ruido político en torno a todo el proceso de consolidación y la falta de atención a la maximización del beneficio, entre otros factores, no beneficiará a las cajas de ahorros en el futuro cuando tenga que acceder a los mercado para captar capital".

Además, señala que las nuevas políticas de aprovisionamiento aprobadas por el Banco de España darán lugar a un reconocimiento más rápido de las pérdidas de las cajas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook