02 de julio de 2011
02.07.2011
Buen apetito

Cinéfilos y gourmets

El cine y la gastronomía se dan cita un año más en Cinegourland, singular festival celebrado la semana pasada en Getxo

05.06.2011 | 02:00

En medio del tsunami de eventos gastronómicos que inunda España, incluidos los que últimamente maridan cine y gastronomía, Cinegourland, sin pompas ni despilfarros, destaca por su singularidad, su autenticidad y su glamour.

El pasado fin de semana se celebró en Getxo la última edición de Cinegourland, el Festival de Cine y Gastronomía que lleva ya tres años propiciando el encuentro de esos dos mundos tan distintos y tan parecidos en la ciudad vizcaína, y que ya los había congregado durante otros tres en Laguardia, en el corazón de la Rioja Alavesa. Hubo, por supuesto, proyecciones y comilonas. Entre las primeras, destacaban la del clásico Hay una chica en mi sopa, con Peter Sellers y Goldie Hawn, y el estreno de Cena de amigos, comedia francesa de la directora Danièle Thompson. Por su parte, la cima gastronómica de Cinegourland 2011 estuvo en el impecable menú servido por Íñigo Elorriaga, con una estrella Michelin en el Boroa de Amorebieta.
Pero el acto central de Cinegourland fue, una vez más, la fiesta de entrega de los Premios Cinéfilos & Gourmets celebrada en el Palacio de Sanjoserén, una de las mansiones decimonónicas que dan la medida de la prosapia y la alcurnia de la más aristocrática ciudad de la ría de Bilbao. En el palmarés del festival estaban los actores Sancho Gracia -un verdadero activista de la cocina tradicional-, Javier Merino -que fue pastelero antes que humorista- e Isabel Prinz, reconocida por sus interpretaciones en películas de Ridley Scott o John Malkowich y en series como Yo soy Bea o El Comisario, y por su militancia en la Asociación de Mujeres Amigas del Vino. También fueron premiados la televisiva Patricia Gaztañaga, madrina del queso Idiazábal, y el chef Aitor Elizegui, asesor gastronómico de la película Bon appétit. Pero la galardonada con más caché cinematográfico fue la figurinista inglesa Yvonne Blake, ganadora de un Óscar al mejor diseño de vestuario por Nicolás y Alejandra.
En cuanto a gastronomía, se habló largamente sobre "Cómo triunfar en el negocio de la restauración" durante un debate radiado por Onda Cero con los cocineros Juan Mª Arzak y Francis Paniego, los periodistas Mikel Zeberio y Pepe Barrena, y el empresario Manuel Robledo, propietario de franquicias como Lizarrán o Cantina Mariachi, con más de trescientos restaurantes en el mundo. Para él, la clave del éxito está en "acercarse a lo que quiere el consumidor" -algo así como lo que ha hecho Zara en el negocio de la moda- y en "perseverar, rectificar cuando se cometen errores y crear equipo". Arzak resumió su respuesta a la cuestión que planteaba el debate en la relación calidad-precio y en una máxima: "Te tienes que divertir". Paniego puso como ejemplo a Quique Dacosta para referirse a la apuesta de los grandes chefs por los gastrobares, como el que él mismo acaba de abrir en Logroño. Barrena se preguntó si no iban a ser la tumba de sus restaurantes matriz. Zeberio aseguró que no abriría como empresario un restaurante de los que le gustan como cliente y sentenció: "Trabaja basto y comerás fino".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine