11 de abril de 2010
11.04.2010
Proyectos. ayudas de la administración pública

Impulso público a la rehabilitación

El Plan Estatal de Vivienda comprende subvenciones del Gobierno y las autonomías a la mejora integral de cascos urbanos

11.04.2010 | 02:00
Impulso público a la rehabilitación

Las actuaciones en materia de rehabilitación lleva a cabo un particular sobre su vivienda pueden no servir de mucho si al mismo tiempo no existe una intervención de mayor alcance sobre todo el entorno. Si la casa se encuentra en una ubicación especial, como el casco antiguo de una ciudad o un espacio arquitectónico dotado de otra singularidad, resulta adecuada la realización de un proyecto más integral, que suponga una mejora en la estética y la calidad de vida de todos los vecinos de la zona.
El Plan Estatal de Vivienda 2009-2012 tiene en cuenta esta cuestión, y dedica un apartado específico a la rehabilitación integral de conjuntos históricos, centros urbanos, barrios degradados y municipios rurales. Un conjunto de ayudas dedicadas tanto a la mejora de la habitabilidad de viviendas como a la adecuación de los elementos comunes de los edificios y la renovación general de los espacios públicos. Estas subvenciones vienen tanto desde el Gobierno como de las comunidades autónomas, para las zonas declaradas como Áreas de Rehabilitación Integral (ARI), algo que deben efectuar los gobiernos autonómicos.
Las ARI deben incluir al menos 200 viviendas, con una antigüedad superior a los 10 años. En el caso de tratarse de conjuntos históricos, han de contar con un plan especial de conservación, protección y rehabilitación por parte de la comunidad autónoma correspondiente. En cuanto a "municipios rurales", se considerarán como tales aquellos con menos de 5.000 habitantes.
Además de las ARI, la ley contempla la figura de las Áreas de Renovación Urbana (ARU), nombre que se da a los barrios o conjuntos de viviendas que precisan de una intervención especial, como una renovación completa de los edificios o, incluso, su demolición y sustitución por otros nuevos. La designación de estas áreas también corresponde a las comunidades autónomas, que deben tener en cuenta aspectos como la presencia de más de cuatro manzanas de edificios (o más de 200 viviendas en conjunto), con una antigüedad mayor de 30 años. Si la zona es objeto de un plan integral, al menos un 60 por ciento de la superficie resultante debe tener un uso residencial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine