02 de abril de 2020
02.04.2020
Información
Exjugador del Hércules y entrenador de porteros del Guangzhou chino

Falagán: «He estado aislado, con protección policial y me dejaban la comida en la puerta"

A sus 50 años, el que fuera guardameta blanquiazul en los años noventa ha vivido la mayor de sus aventuras

02.04.2020 | 19:45
Falagán (centro), esta semana con el Guangzhou.

Ha pasado 14 días en cuarentena, encerrado en una habitación de 10 metros cuadrados con vigilancia policial. Tras haber dado negativo en Covid-19 vuelve a entrenar con su equipo, aunque todavía con multitud de precauciones y miedos.

Quince días de película de miedo que por suerte han llegado a su fin. El exportero del Hércules Francisco Javier Falagán (Valladolid, 1969) ha pasado las dos últimas semanas confinado en una habitación con protección oficial en China, donde forma parte del cuerpo técnico del Guangzhou. Como él, varios compatriotas que regresaron de España.

¡Vaya aventura!
Desde luego, lo bueno es que está todo bien, han sido días duros pero ya hemos salido y podemos entrenar.

¿Dudó en regresar a China con todo lo que leía y oía?
La verdad es que no, nos garantizaron protección y así ha sido. Teníamos que haber vuelto el 7 de febrero pero lo retrasaron hasta hace dos semanas. Sí que pensaba en todo lo que estaba pensando pero también en lo que podía pasarle a mi familia, que se ha quedado en España.

¿Cómo fue la llegada?
Un poco caótica, comprobaron si teníamos fiebre y nos catalogaron como potencialmente peligrosos porque veníamos de España. Y de ahí a la habitación en la que he estado en los últimos 15 días.

¿Dónde estaba esa habitación?
En la ciudad deportiva del equipo, el Guangzhou, que es la más grande del mundo. Concretamente, en un hotel. Las habitaciones estaban vigiladas por la Policía del Gobierno chino para que nadie saliera de ellas.

¿Qué hacían para comer?
Nos dejaban la comida en unos envases y tuppers y golpeaban a la puerta. A los dos minutos podíamos abrir para cogerla. Fueron dos semanas sin contacto con nadie, únicamente con el médico que nos tomaba dos veces al día la temperatura.

¿Ahora sigue tomándosela?
Sí, sí. Aquí a cada rato, casi para todo. El club nos lo comprueba dos veces al día y a los jugadores, tres. Lo cumplen a rajatabla. Pero ahora no tenemos riesgo de contagio porque estamos totalmente aislados en la ciudad deportiva.

¿Vive allí?
En un apartamento de dos habitaciones que también está dentro de este complejo. Está todo acondicionado y la ciudad más cercana que tenemos está a 20 kilómetros. Luego, Guangzhou, que es donde está el primer equipo está a 80. Yo estoy con el fútbol base.

¿Se siente seguro?
Totalmente, la urbanización, por decirlo así, está cerrada por unos muros de cinco metros y estamos en medio de una selva tropical rodeada de montañas.

Vamos, que están protegidos.
Sí, en eso estamos tranquilos. Este equipo es el más importante de Asia, como si fuera el Real Madrid, de hecho tienen un acuerdo. La ciudad deportiva tiene 50 campos de fútbol, imagínese...

¿Ya puede entrenar con normalidad?
Más o menos. Estamos con una especie de pretemporada porque todavía no sabemos cuándo volverá la competición.

¿Se ejercitan sin protección?
Cuando entrenamos sí, sin mascarillas, pero nada más terminar nos las ponemos todos, es obligado para deambular por las instalaciones y espacios comunes. Yo también me pongo unos guantes de látex porque nunca sabes lo que puedes tocar; luego llego a casa, los tiro y me lavo las manos.

Se ha vuelto muy estricto con la limpieza, imagino...
Me he habituado a esta rutina, uno se vuelve paranoico. Intento tocar lo menos posible, aun con los guantes. En el ascensor no uso las manos, toco el botón con los codos o uso un pañuelo... Todo paranoias que te entran, pero bueno, todo por ser lo más precavido posible.

Decía que en el aeropuerto les catalogaron como peligrosos, ¿nota cierto recelo de los chinos hacia los españoles?
A ver, ese distanciamiento es real, antes eran mucho más cercanos. Yo lo noto hasta con mis traductores, ahora guardan más las distancias, siguen siendo cordiales pero hay ese miedo natural.

¿Y en la calle?
Pues fuera son más precavidos todavía con los occidentales porque en realidad aquí está todo controlado, al 95% dicen. Piensan que puede venir un occidental de su país y que vuelva el brote, pero es lógico y normal, a mí no me hacen sentir mal porque el miedo es libre y lo comprendo, estamos pasando todos una situación delicada.

Me hablaba de que la ciudad deportiva tiene vigilancia, ¿qué hace para entrar y salir de ella?
Al dar negativo en la prueba del Covid-19 y tras haber pasado la cuarentena nos expidieron un certificado que llevo a todos lados porque me lo piden. Está firmado por el club y por el Gobierno chino y deben revisarlo para dejarte entrar y salir. Además, nos toman la temperatura de nuevo cada vez que pasamos ese puesto de mando. Son muy estrictos pero lo hacen por el bien de todos.

Información sobre la crisis del coronavirus en la provincia de Alicante y la Comunidad Valenciana:

Últimas noticias de la crisis del Covid-19 en la provincia de Alicante hoy

21 fallecidos más por coronavirus en la provincia de Alicante y 48 en toda la Comunidad Valenciana

Así está la curva del Covid-19 en la Comunidad Valenciana

Mapa del coronavirus: así avanza en España y el mundo

Todo el personal sanitario y social de la Generalitat dispondrá de transporte público gratuito

La provincia ha destruido 48.570 empleos desde el inicio del estado de alarma

El 20% de los ciudadanos ha perdido ya una parte significativa de sus ahorros y un 30% no podría guardar una cuarentena efectiva

El Gobierno decreta la prórroga por seis meses de los alquileres que venzan durante la alarma

Consultorio jurídico online: "¿Puede la empresa obligar a sus trabajadores a coger vacaciones estos días?"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.