23 de marzo de 2020
23.03.2020
Información
Fútbol. Crisis del coronavirus

Cuando el fútbol y los eSports se aliaron contra la pandemia

El torneo de Ibai Llanos recaudó más de 142.000 euros para proteger la infancia contra el Covid-19

23.03.2020 | 11:41
Cuando el fútbol y los eSports se aliaron contra la pandemia

Todo comenzó con un tuit. Un mensaje al aire del popular narrador de videojuegos Ibai Llanos: "¿Os molaría un torneo de FIFA20 entre los 20 equipos de primera?". Una semana después, el madridista Marco Asensio ganó un torneo con un millón de espectadores y más de 142.000 euros recaudados para Unicef.

En un momento excepcional, de confinamiento general para luchar contra la pandemia del coronavirus, el fútbol y los eSports se dieron la mano. Las estrellas del balompié real, el que se disputa sobre el césped y que está parado por el Covid-19, cambiaron las botas por el mando y se mostraron más accesibles que nunca.

A partir de ese mensaje lanzado en la noche del lunes, con más de 107.000 expresiones de apoyo ('me gusta'), 23.000 reenvíos (retuits) y 2.900 respuestas, se desencadenó una oleada de ofrecimientos de deportistas dispuestos a combatir la cuarentena con una dosis de fútbol virtual.

No tardaron en llegar participantes: jugadores como el barcelonista Sergi Roberto (que no pudo competir porque el Barcelona tiene como patrocinador a la empresa que diseña el videojuego competidor del utilizado), el madridista Asensio y su compañero belga Thibaut Courtois, el valencianista Carlos Soler, clubes como Alavés y Valladolid o equipos de Segunda como Cádiz y Albacete.

Que los futbolistas son muy aficionados a los videojuegos no era ningún secreto. Muchos de ellos muestran en redes sociales cómo los utilizan para entretenerse, e incluso algunos cuentan con una suerte de maletines portátiles que incluyen la videoconsola y una pantalla, pensados para los tiempos de ocio en sus desplazamientos.

Lo que sí fue una sorpresa es que el tirón de este narrador de videojuegos bilbaíno de 24 años calara tan rápido entre los jugadores. Durante los primeros días de cuarentena se le había podido ver compartir partidas de videojuegos con Courtois, el lateral sevillista Sergio Reguilón o el delantero bético Borja Iglesias, pero lo que se desencadenó a partir del lunes fue mayor.

El miércoles, el propio Ibai confirmó que contaba con un representante de cada uno de los 20 clubes de LaLiga Santander y reconoció a la Agencia EFE que estaba "muy sorprendido por la naturalidad de los jugadores" a sumarse al torneo, que tendría como fin ayudar a Unicef a proteger a la infancia contra el coronavirus.

Al día siguiente, el torneo contó con el respaldo de la patronal de clubes, LaLiga, y su principal apoyo económico, el Banco Santander, que dieron nombre al campeonato ('LaLiga Santander Challenge') y se comprometieron a apoyarlo en la operativa con la asistencia de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), la distribución de grafismos y la distribución de la señal más allá del canal del presentador en la plataforma de videojuegos Twitch.

El torneo arrancó el viernes, con una ronda previa en la que participaron seis de los equipos en busca de tres puestos para los cuartos de final. En ella apareció uno de los que serían protagonistas del fin de semana: el atacante catalán del Leganés Aitor Ruibal, a la postre finalista del torneo y que jugó el primer duelo contra el Valladolid de Pedro Porro, con triunfo 3-5.

Mezclando la familiaridad de la escena de los eSports -el sorteo del cuadro con papeles en una olla de la casa de Ibai Llanos es el mejor ejemplo-, con las voces de las retransmisiones futbolísticas tradicionales gracias a la colaboración de Miguel Ángel Román, Manolo Lama, José Sanchis, Danae Boronat y Rubén Martín, la competición fue enganchando a muchos espectadores.

Seguidores que vivieron el fútbol virtual como habitualmente siguen el balompié real, pendientes de sus televisores, descubriendo a nuevos ídolos, como el alavesista Lucas Pérez, semifinalista tras ganar en el gol de oro al atlético Marcos Llorente; el bético Borja Iglesias, que incluso recreó una llegada al estadio en su casa con vídeos en Twitter; o el centrocampista del Eibar Edu Expósito, semifinalista tras eliminar al 'Panda' Iglesias.

Pero, sobre todos ellos, destacó un Ruibal que con el modesto Leganés protagonizó goleadas (7-2 al Athletic de Gorka Guruzeta en cuartos) y jugadas 'marca Barça' en semifinales con las que derrotó por 3-2 a Lucas Pérez; y un arrollador Asensio, intratable con el 1-5 al Villarreal de Manu Morlanes en cuartos y el 0-7 al Eibar de Expósito en semifinales.

El centrocampista balear, que lleva toda la temporada fuera de combate por una terrible lesión en la rodilla izquierda en la pretemporada, se llevó una alegría al imponerse en el torneo -al que llegó tras disputar un triangular contra otros compañeros, según rebeló Ibai a Efe- con un 2-4 en la final.

Varios futbolistas "muy picados"

Un torneo que han seguido, según datos de LaLiga, más de un millón de espectadores, que superó los 142.000 euros recaudados -pese a los problemas técnicos que hubo el domingo para las donaciones-, de los cuales 100.000 fueron aportados directamente por la patronal, y que alcanzará los 180.000, según su promotor, Ibai Llanos, que se comprometió a donar una cantidad personalmente.

¿Será esta una experiencia única? Según el 'caster' bilbaíno, ya hay varios futbolistas "muy picados" que quieren repetir la experiencia. Todo apunta a que el fútbol y los eSports seguirán estrechando lazos en la pelea contra la pandemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.