13 de marzo de 2020
13.03.2020
Información
CORONAVIRUS

El fútbol regional se aplaza hasta abril

La Federación Valenciana prolonga una semana más la suspensión de todos sus actos y competiciones y el 30 de marzo decidirá cuándo se pueden reanudar. Cierre masivo de instalaciones deportivas públicas y privadas por toda la provincia de Alicante

14.03.2020 | 00:12
Las instalaciones deportivas municipales de Vía Parque en Alicante, cerradas ayer a cal y canto.

La Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana (FFCV) decidió ayer ampliar el plazo de suspensión de todas las competiciones y actos hasta el lunes 30 de marzo, una semana más de la fecha inicialmente prevista. Ese mismo día se reunirá la comisión de seguimiento de la crisis del Covid-19 de la FFCV para valorar la posibilidad de reanudar las Ligas de fútbol regional.

El organismo autonómico que preside Salvador Martí acordó el pasado miércoles la suspensión durante dos semanas de todo el fútbol y fútbol sala regional, además de las competiciones del fútbol base. Pero, a la vista de la evolución de la pandemia, la Federación Valenciana ha decidido prolongar el parón hasta la primera semana de abril, con lo que las competiciones se reanudarían, como pronto y si no hay nuevos aplazamientos, los días 4 y 5 del mes próximo.

De momento, LaLiga Profesional y la Federación Española mantienen la suspensión de las dos próximas jornadas, es decir, hasta los próximos días 28 y 29, último fin de semana de marzo, en todas las categorías desde Primera hasta Tercera División. No obstante, en ámbitos federativos se contemplaba ayer la posibilidad de que la competición no se pueda reanudar hasta el mes de mayo.

Mientras, la Federación Valenciana recalcó ayer su recomendación a los clubes de no celebrar en la medida de lo posible entrenamientos, realizarlos a puerta cerrada o con planes individuales para cada jugador, y siempre siguiendo los consejos de las autoridades sanitarias. Además, se recomienda desde la FFCV evitar concentración de equipos durante estas fechas.

Por lo pronto, el Hércules de Alicante decidió ayer suspender todos los entrenamientos de su primer equipo, tal y como ya había hecho con el resto de sus equipos filiales y de cantera. Por su parte, el Orihuela, también de Segunda B, no tiene previsto retomar el trabajo hasta el próximo martes y La Nucía hasta el jueves 19, si no cambian sus planes tras la recomendación ayer de la Federación Española de suspender los entrenamientos colectivos, tal y como decidieron clubes como el Valencia, Sevilla, Osasuna, Espanyol, Tenerife y Sporting de Gijón. El Elche optó por cancelar la sesión de trabajo de este sábado y el lunes se planteará el plan de preparación para las próximas semanas.

Al mismo tiempo que el fútbol provincial entraba casi en cuarentena para frenar la expansión del Covid-19, un gran número de instalaciones deportivas municipales y privadas echaron ayer el cierre en todas las comarcas; desde la Ciutat Esportiva Camilo Cano -donde también la UEFA ha cancelado el torneo Élite para el Europeo sub-19- a Orihuela, pasando por las piscinas y todos los recintos deportivos de Alicante, donde permanecerán clausurados al menos durante los próximos 15 días.

Campo de fútbol municipal en Agost.

«También han cerrado otras instalaciones en régimen de concesión como el Estadio, Arena y Supera», explicó el concejal de Deportes, José Luis Berenguer. «También algunos gimnasios de titularidad privada como los del Club Montemar y el Judo Club se han cerrado para colaborar en la prevención de la salud pública».

En este sentido, el Montemar de Alicante anunció ayer el «cierre total» de sus instalaciones en La Albufereta y Padre Esplá y la suspensión de todas las escuelas y actividades deportivas desde el próximo lunes y hasta nuevo aviso «en vista de la evolución que está experimentando el Covid-19 en España».

La entidad montemarina también recomienda a todos sus socios y usuarios que durante el fin de semana se abstengan de acudir a sus instalaciones. «Se trata de una decisión difícil e inédita en la historia del club, pero ante todo creemos que es el momento de actuar con total responsabilidad en beneficio de nuestra ciudad, socios y alumnos», indicó el Montemar.

En Benidorm, el coronavirus también «aguó la fiesta» de su equipo de balonmano, flamante subcampeón de la Copa del Rey, al suspenderse por razones preventivas la recepción oficial prevista en el Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.