11 de marzo de 2020
11.03.2020
CORONAVIRUS

El brote cierra las puertas del Martínez Valero, Rico Pérez y Los Arcos el próximo domingo

El Gobierno decreta que los partidos profesionales y aficionados «de gran afluencia» se jueguen sin público al menos durante 15 días - La Federación Valenciana suspenderá hoy el fútbol base y regional

10.03.2020 | 23:25

Las medidas preventivas contra la expansión del coronavirus afectan ya de lleno al deporte provincial: desde la disputa de partidos a puerta cerrada por parte de los principales equipos de diferentes disciplinas a la suspensión del fútbol base, pasando por el positivo por el brote dado por un jugador del Balonmano Elda. En lo tocante al fútbol, la alerta sanitaria obligará a cerrar al público el próximo domingo los estadios Martínez Valero de Elche, José Rico Pérez de Alicante y Los Arcos de Orihuela para sus respectivos partidos de LaLiga Smartbank y Segunda B. Pero también todos los del grupo VI de la Tercera División, en el que militan ocho equipos de la provincia, así como los de partidos de juveniles, fútbol femenino y fútbol sala de categoría estatal.

La medida dictada por el Consejo Superior de Deportes para todo el territorio español afecta inicialmente a las dos próximas jornadas de competición, tanto en el ámbito profesional como en el aficionado «en partidos de gran afluencia». Mientras, la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana tiene previsto anunciar hoy la suspensión de todos los partidos durante las dos próximas jornadas en el fútbol y fútbol sala no estatal (categorías regionales) y en el fútbol base.

El primer club de la provincia en confirmar el cierre de su estadio fue el Elche CF, que el próximo domingo (18.15) disputará ante el Extremadura el primer partido de su historia a puerta cerrada en el Martínez Valero, justo cuando el equipo pasa por un espléndido momento de forma y está cada vez más afianzado en la zona de promoción de ascenso a Primera División. Será el encuentro de la 32ª jornada de LaLiga Smartbank; y en la siguiente también jugará sin público en su visita a la Ponferradina en El Toralín.

«Es una medida de carácter extraordinario que antepone la salud pública al resto de intereses», explicó la entidad en su comunicado oficial. «El club está en contacto con las autoridades, tanto de LaLiga como del CSD, para informar de las medidas que se tomen, siempre anteponiendo la salud».

El club ilicitano comunicó que de este modo se ejecutará la orden dada desde el Gobierno de España y el CSD dentro del paquete de medidas para tratar de controlar el virus COVID-19.

Según las instrucciones de la Liga, el acceso al Martínez Valero y al resto de los estadios se reduce estrictamente al siguiente grupo de personas: Jugadores, cuerpo técnico y equipo arbitral; directivas de ambos equipos; personal técnico con funciones relacionadas con la organización del partido con un máximo de 100 personas (recogepelotas, mantenimiento del campo o limpieza; delegados de LaLiga, médicos anti-doping y personal sanitario; seguridad pública y privada, bomberos y técnicos de primeros auxilios; fotógrafos oficiales y «community managers» de ambos equipos y personal de la productora oficial que televisa el partido.

De hecho, y de acuerdo con las indicaciones de las autoridades sanitarias, el resto de profesionales de los medios informativos no podrán acceder a los estadios de fútbol de la competición profesional, al menos, durante las dos próximas jornadas en Primera y Segunda.

Tres horas después del anuncio del Elche, el Hércules de Alicante difundió el comunicado de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en el que se anuncia que su comisión delegada de la Asamblea propondrá hoy que se jueguen a puerta cerrada todos los partidos de fútbol y fútbol sala en las categorías absolutas y juveniles. De este modo, el conjunto blanquiazul disputará también el primer partido de su historia sin público en el Rico Pérez este domingo (17.00) ante el Cornellà en la 29ª jornada del grupo III de Segunda B. El fin de semana siguiente se repetirá la misma situación en su visita al Lleida.

La medida es especialmente inoportuna para el Hércules, que necesita el apoyo de su afición en estos últimos 10 partidos de Liga para intentar salir de los puestos de descenso a Tercera. El club suspendió ayer la venta de entradas para el domingo, horas después de poner en marcha una campaña de regalo de cuatro entradas a cada abonado para el decisivo encuentro ante el Cornellà.

En las mismas circunstancias se encuentra el Orihuela, colista en la tabla con dos puntos menos que el Hércules, y que este domingo recibe (17.00) al Ebro. El club escorpión expresó su malestar con la disputa del partido a puerta cerrada por considerar que le perjudica doblemente, en lo deportivo y lo económico, al no poder contar con su afición en un momento clave para la salvación y al perder la recaudación en taquilla. El club de la Vega Baja es partidario del aplazamiento de los partidos en lugar de que se disputen sin público.

En cuanto a la Tercera División, los partidos afectados este fin de semana en la 29ª jornada son: Alcoyano-Hércules B, Silla-Eldense, Atzeneta-Novelda, Intercity Sant Joan-Olímpic, Ilicitano-Crevillente y Alzira-Jove Español.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.