25 de noviembre de 2019
25.11.2019

Nuevo varapalo al Orihuela en Paterna

El conjunto de la Vega Baja da la cara ante el Mestalla, pero encaja otra goleada a domicilio ante la eficacia del filial y perder a Cases por expulsión

24.11.2019 | 23:44

El Orihuela volvió a sufrir otra dolorosa derrota con goleada incluida, a la que parece que se está abonando el conjunto oriolano en sus desplazamientos. Esta vez fue el Valencia Mestalla, un equipo que está en estado de gracia tras sumar 10 de los últimos 12 puntos posibles, el que ganó por 4-1 a un equipo escorpión que sigue sin encontrar su sitio en la Segunda B. En el encuentro hubo de todo: ocasiones claras, goles, dos expulsiones (una por cada equipo) y un penalti fallado en el último minuto que pudo ser el 5-1 a favor de los locales. Pero sobre todo, destacó la gran efectividad mostrada por el Mestalla.

Empezó el Orihuela el partido con muchas ganas y con intención de llegar al marco contrario para mostrar sus intenciones desde el inicio. Así, y a balón parado en saque de esquina, Cases tuvo la primera oportunidad para los oriolanos en el minuto 4. Pero el rival no se dejó amedrentar y también mostró su candidatura a ganar el partido con una ocasión de gol a los 6 minutos que obligo a Emilio a despejar a córner.

El equipo de Pato se mostraba muy valiente y seguro de sí mismo en los primeros compases, pero los valencianos comenzaron a empujar cada vez más, y a los 16 minutos dispusieron de su mejor ocasión hasta ese instante, con un cabezazo de Jordi Sánchez que se marchó alto. A partir de ahí, llegaron los mejores momentos del filial che. Rodri sacó bajo palos un lanzamiento de falta de los locales en el minuto 19, pero nadie pudo evitar el 1-0 en un buen remate de cabeza de Jordi Sánchez al segundo palo.

La respuesta oriolana fue una buena aproximación que terminó con un córner a favor que finalmente remató alto Gilabert. Pero el Mestalla, en estado de gracia, no necesitaba mucho para hacer goles y, poco después de la media hora, Esquerdo destrozaba los planes del equipo de Pato con un chut imparable desde la frontal del área.

Con la moral ya dañada por la clara desventaja en la que se encontraba, el Orihuela trataba de recuperar el balón y llegar con peligro al marco contrario, sobre todo a balón parado, pero en el último minuto de la primera mitad, los locales volvieron a hacer gala de su extraordinaria efectividad con un tercer gol, de nuevo de Jordi Sánchez, que dejaba el partido prácticamente sentenciado.

Le esperaba al Orihuela una segunda mitad muy complicada, pero lo peor aún estaba por llegar: en el minuto 53, Cases fue expulsado por una falta sobre Pascu en el centro del campo, dejando a los de Pato con uno menos. No solo perdía el equipo escorpión a uno de sus mejores jugadores, sino que también debía afrontar casi 40 minutos de partido en inferioridad numérica y con 3-0 en contra.

Pese a estar con un hombre menos, el Orihuela lo intentaba de todas las maneras posibles. Si algo bueno mostraba el equipo amarillo es que no bajaba los brazos pese a su delicada situación. Y fruto de ello, acortó distancias con un cabezazo de Brian en el minuto 68.

La expulsión de Castro en el minuto 79 niveló las fuerzas sobre el campo y el Orihuela buscó con insistencia su segundo gol, pero Carlos González sentenció la goleada en el minuto 86 con el 4-1.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.