27 de agosto de 2019
27.08.2019

Fútbol popular y Memoria Histórica

El CFP Orihuela Deportiva presenta su segunda equipación, homenaje a la División La Nueve, encabezada por Amado Granell

27.08.2019 | 00:58

Fue la primera en desfilar por París tras expulsar a las tropas nazis. Se cumplen 75 años de esa gesta de españoles.

Un 24 de agosto de hace 75 años, cerca de 150 soldados españoles, bajo el nombre popular de La Nueve, una compañía integrada en la Segunda División Blindada del general Leclerc ,se convertían en los primeros en entrar en el Ayuntamiento de París y liberarlo de la ocupación nazi. La Nueve, la encabezaba el teniente Amado Granell. Nació en Burriana y en los años 30 se trasladó a Orihuela, donde se convirtió en concejal y segundo teniente alcalde de la ciudad tras las elecciones de 1936. Esta gesta clave y la relevancia de la figura de Granell en la historia de la Segunda Guerra Mundial quieren homenajearla en el Club de Fútbol Popular Orihuela Deportiva protagonizando la segunda equipación del club.

La imagen estampada en la parte delantera de la camiseta es la portada del libro cómic «Los surcos del azar» de Paco Roca. Esta recoge el momento en el que La Nueve desfila abriendo la marcha de la victoria por los Campos Elíseos ondeando una bandera republicana. No es el único motivo del cómic incorporado en la camiseta. Las mangas la forman varias viñetas de la historia de La Nueve, entre ellas el momento en el que inscriben en los tanques el nombre de ciudades españolas.

Y esto lo ha hecho posible el equipo Orihuela Deportiva gracias al ADN que rige esta entidad deportiva que reivindica un fútbol popular, fuera del monopolio del fútbol negocio. No es un mero club, va más allá de los 90 minutos del fin de semana con implicación en las cuestiones sociales, culturales y de memoria histórica de la ciudad.

Accionariado


El Orihuela Deportiva es un caso único en la comarca y la provincia, inspirado en otros equipos como el Club de Accionariado Popular Ciudad de Murcia o Unionistas CF, de Salamanca. Discurren por el camino opuesto a todo lo que significa la mercantilización del fútbol y el uso de este deporte para hacer negocio. Las decisiones se aprueban en asambleas y las tareas se reparten en comisiones entre los socios. Todas las opiniones aportan y todas las voces votan, en igualdad de condiciones y con el mismo valor. Igual peso tiene el voto del presidente que el socio recién incorporado.

La temporada pasada la concluyeron con un total de 63 socios y esperan que esta que arranca en pocas semanas el número sea mayor. Y lo van a hacer estrenando ascenso a primera regional. Con tan solo cuatro años de historia este club ha conseguido darle la vuelta a lo que en las últimas décadas se entendía como único modelo de fútbol. «Dentro de lo que es el ADN del club es revindicar lo local y ser un elemento catalizador social y cultural dentro de Orihuela y la comarca, y nos encontramos que podía ser una muy buena oportunidad el llevar a cabo estas camisetas para hacer justicia a una figura como la de Amado Granell» comentaba Ezequiel, socio y miembro de la comisión Acción Social. El lugar elegido para hacer las fotografías fue el barrio de San Isidro sin que primara una cuestión estética sino la simbólica por lo que representa este barrio de murales en homenaje a Miguel Hernández.

Afición


El proyecto ha conseguido atraer de forma profunda a los dos elementos que conforman un equipo de fútbol, afición y jugadores. Por los jugadores, algunos han renunciado a formar parte de clubes que compiten en categorías superiores. Y en el caso de la afición, el proyecto no se ha quedado en Orihuela exclusivamente y participan personas de Almoradí, Torrevieja, Callosa de Segura, Mónovar y Aspe. En la temporada pasada, compitiendo en segunda regional reunían a unos 200 aficionados cada partido. El día de la final de la fase de ascenso, mil personas se desplazaron a Cox para apoyar al equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.