09 de febrero de 2019
09.02.2019

HLA: la hora de la verdad

El equipo alicantino visita esta tarde (20.00) al Murcia en un duelo clave para luchar por el ascenso al contar ya para la segunda fase

09.02.2019 | 00:09
Larsson durante el partido ante La Roda.

El HLA se juega mucho en el duelo de esta tarde (20 horas) en Murcia donde estará acompañado por cerca de un centenar de aficionados lucentinos. Se acabaron ya los partidos sin nada en juego fruto del polémico sistema de competición y ahora comienza la hora de la verdad para el Lucentum. Dos partidos para finalizar la primera fase y en los dos (Murcia y Almansa) el conjunto de Pedro Rivero se jugará victorias (o derrotas) que se arrastrarán para la siguiente fase para luchar por el ascenso. El encuentro de esta tarde ante el Murcia es vital en las aspiraciones lucentinas. Los murcianos ya ganaron en el encuentro de la primera vuelta disputado en el Pedro Ferrándiz (79-83) y ahora los alicantinos quieren resarcirse de aquella dolorosa derrota.

Pedro Rivero afronta el encuentro con «muy buenas sensaciones» y tiene claro que el equipo llega a este partido «en un momento ideal». Además, el HLA podrá dispone de todos los jugadores por primera vez tras la recuperación de Quique Garrido, lesionado desde la final de Copa.

Sobre el rival, el técnico lucentino cree que el Murcia «es de los equipos más competitivos de la Liga y están preparados para jugar este tipo de partidos». «Tienen dos jugadores por puesto», añade el técnico lucentino en la previa del partido ante un rival directo por el ascenso.

Rivero no ocultó su satisfacción por la afición que se desplazará a Murcia. «Seguro que se les va a escuchar mucho y nos vamos a sentir como en casa» admite el técnico lucentino.

El espectacular estado de forma de jugadores como Pitts, Conde o Schmidt, la gran defensa que está haciendo el HLA y su feroz ataque, son elementos más que suficientes para confiar en una victoria en Murcia. Los alicantinos se encuentran en su mejor momento de la temporada como demostró en los últimos partidos pese a no jugarse nada. La vuelta de Garrido da todavía un plus más al equipo alicantino en un puesto que ha quedado perfectamente cubierto con la renovación de Martín Rodríguez pensando en la fase final de la competición. Rivero exige intensidad y el equipo lo ha entendido a la perfección con ocho victorias consecutivas, algunas de ellas abultadas y ejerciendo una absoluta supremacía en la pista. Ante Murcia comienza lo serio, la hora de la verdad para un equipo que quiere jugar la próxima temporada en LEB Oro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook