08 de diciembre de 2018
08.12.2018

El Rico Pérez, casa de la Roja

El estadio alicantino cierra el círculo de la selección con la visita del combinado femenino el 22 de enero - El feudo del Hércules ya acogió a la absoluta masculina, a la sub'21 y a la olímpica

08.12.2018 | 00:53

En pocos sitios se encuentra más cómoda la selección española que en el Rico Pérez. En el feudo alicantino la Roja ha jugado nueve encuentros sin perder ninguno; el último en 2017 ante Albania que le valió el pase matemático al Mundial de 2018. El estadio del Hércules, que también ha albergado encuentros de la selección sub'21 e incluso de la selección olímpica, cierra el círculo con la visita del próximo 22 de enero del combinado femenino, que se enfrentará a Estados Unidos, la número uno del ránking mundial.

El Rico Pérez, inaugurado por todo lo alto en agosto de 1974 tras el ascenso del Hércules de Arsenio Iglesias a Primera División, albergó el primer partido de la selección española en 1977, un empate ante Hungría. Tras él llegaron ocho victorias rotundas; las más recientes ante Albania, Inglaterra o Escocia.

La sub'21 también tuvo protagonismo en Alicante, con un partido en 2012 ante Croacia. La Rojita entonces estaba dirigida por Julen Lopetegui, casualmente el último seleccionador absoluto que pisó el Rico Pérez en competición oficial. Incluso la selección olímpica (un combinado de futbolistas de menores de 23 años que solo entra en escena en año de Juegos) visitó también el estadio alicantino. La rareza se produjo el 17 de julio de 1992, a pocos días de dar comienzo el espectáculo de Barcelona 92, cita en la que el fútbol español se alzó con su único oro olímpico.

Prohibido pasarle al portero

Aquel encuentro ante el Hércules, en la pretemporada del curso que llevaría al equipo alicantino a Segunda, terminó con una clara goleada de la selección de Vicente Miera por 0-5 (doblete de Alfonso, Abelardo, Amavisca y Kiko). No obstante, el partido pasó a la historia por la novedosa norma de la prohibición al portero de coger la pelota con la mano a pase de sus compañeros. La ley, implantada desde entonces en el fútbol mundial, fue avisada a los porteros un minuto antes de empezar el choque y le costó un gol al Hércules en una indecisión de Falagán, que dudó si agarrar o no el balón al desconocer su procedencia.

El próximo 22 de enero Alicante y el Rico Pérez se convertirán en el epicentro del fútbol femenino español. «La ciudad y el Hércules quiere fútbol de primer nivel y tenemos que apoyar entre todos para que así sea», expresaba ayer Lluís Planagumà, técnico del conjunto blanquiazul.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook