01 de diciembre de 2018
01.12.2018
BALONCESTO

La Copa, en juego

El HLA necesita ganar esta tarde (20.00) en la cancha del Almansa y que pierda el Murcia para jugar el torneo.

30.11.2018 | 22:22

Sólo vale ganar esta tarde (20.00) en Almansa para tener opciones de jugar la Copa de la LEB Plata. El HLA se enfrenta al rival con mejor racha de la competición (tres victorias consecutivas) en busca de acabar la primera vuelta en la primera posición y poder disputar la Copa ante el líder del otro grupo. Los alicantinos deben ganar y esperar un tropiezo del Murcia en su complicado encuentro ante el Murcia o una victoria pero por siete puntos menos de ventaja que la entidad alicantina. Sería un premio para una primera vuelta de los lucentinos muy destacada en la que el juego ha ido de menos a más.

Pedro Rivero podrá disponer de toda su plantilla, con la única excepción de Boubacar Sidibe, que fue intervenido con éxito el pasado jueves tras los problemas que sufrió con el menisco de su rodilla derecha. Aun así, el técnico de la entidad alicantina reconoce que con la presencia de todos no bastará, porque «Almansa está en una muy buena dinámica y cuenta con un entrenador -Rubén Perelló- que prepara muy bien los partidos». El técnico del Almansa ascendió a la ACB en la pista con el Lucentum aunque el éxito no se pudo llevar a cabo en los despachos. En ese equipo estaba Pedro Rivero, actual entrenador del HLA.

El técnico lucentino insiste en la importancia de mantener las líneas unidas y mostrar una solidez física equiparable a la del equipo rival: «El Almansa es un conjunto que, sobre todo, en casa es muy difícil de derrotar, porque imponen un nivel físico muy alto y, junto a sus aficionados, crean un ambiente difícil para los visitantes. Pero nosotros tenemos que seguir lo que hemos trabajado a lo largo de la semana y ser inteligentes».

Tras la derrota de la pasada semana en el Pedro Ferrándiz ante el Murcia, el equipo alicantino es consciente de que no puede fallar habida cuenta de la igualdad que existe en los puestos altos de la clasificación.

Apoyo de la afición

Pedro Rivero reconoce estar seguro de que gran parte de la afición lucentina volverá a estar al lado del equipo: «Como sucediera en el partido contra la Roda, cuando están allí los sentiremos muy cerca y harán que estemos más cómodos. Son fundamentales». Por ello, anima a que les ayuden a lograr la octava victoria de la temporada en un encuentro que se presenta de gran complicación para los alicantinos. Justin Pitts será sin duda una de las claves del duelo en tierras manchegas. El base estadounidense se ha convertido en una pieza fundamental del HLA Alicante en la dirección junto a un Quique Garrido muy efectivo de cara al aro. Los lucentinos deberán mejorar en el juego interior y en el rebote respecto al último partido para tener garantías de competir ante un equipo en buena racha que afronta también uno de los duelos más importantes de la primera fase de la competición. La intensidad de Chumi Ortega será otro de los aspectos que pueden dar las claves del encuentro. El jugador lucentino no destaca por sus números en anotación pero sí por hacer un efectivo trabajo que no se refleja en las estadísticas.

«Nos estamos sintiendo bien, cómodos en la cancha, por lo que las sensaciones del equipo son muy positivas», explica Quique Garrido. Además, desde su condición de capitán, Garrido ha insistido en la motivación de la plantilla por ganar: «No tenemos obligación de estar arriba, sino ambición -y mucha», afirma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook