07 de agosto de 2017
07.08.2017

Podio español como tributo

Márquez da una lección de estrategia en Brno y aumenta su ventaja al frente del Mundial en una jornada marcada por el homenaje a Ángel Nieto Pedrosa y Viñales acompañan al catalán

06.08.2017 | 23:30
Pedrosa, Márquez y Viñales dedicándole el podio a Ángel Nieto.

Marc Márquez dio junto a su equipo una lección de gran estratega y se adjudicó un triunfo importante en el Gran Premio de la República Checa de MotoGP en el circuito de Brno, pues le permite aumentar su ventaja en la clasificación provisional del mundial.

Márquez, que hizo un gesto brazos en alto y sus dedos índice apuntando al cielo para acordarse del recién fallecido Ángel Nieto, ganó con una importante ventaja que fue dosificando durante toda la carrera respecto a sus compañeros de podio, Pedrosa y Maverick Viñales.

Todos los pilotos salieron con neumáticos de lluvia al declarar Dirección de Carrera la misma como de «mojado», lo que activó el protocolo de cambio de moto en cualquier momento si las condiciones de la pista se modificaban.

Nada más apagarse el semáforo, Márquez salió como una exhalación perseguido por los dos pilotos oficiales de Ducati, Jorge Lorenzo y Andrea Dovizioso, así como Pedrosa y Rossi. Aún así, Marc Márquez se lo tomó con calma y se vio superado por varios rivales, pero en realidad lo que hizo fue evitar que todos ellos se percatasen de la estrategia que había preparado con su equipo y así evitar que le copiasen como sucedió en Argentina.

Al concluir la segunda vuelta se produjo la jugada magistral de Márquez y su equipo Repsol Honda pues decidió entrar a su taller a cambiar de moto por la segunda con configuración de seco, gesto que imitaron un par de pilotos más de los que iban por detrás de él al ver que él lo hacía.

Sin darse cuenta de nada, en pista Lorenzo había conseguido una cierta ventaja pero el asfalto se estaba secando y la entrada a talleres para cambiar de moto iba a ser inevitable. En las siguientes vueltas fueron muchos los que entraron a cambiar de moto, pero no lo hicieron Lorenzo, Rossi, Zarco, Dovizioso, Viñales, Petrucci o Pedrosa.

En la cuarta vuelta, Rossi se puso en cabeza tras adelantar a Jorge Lorenzo, que decidió entrar en su taller a cambiar de moto cuando Márquez ya era duodécimo y protagonizaba su primera vuelta rápida.

En la decimotercera, Álvaro Bautista se fue por los suelos cuando estaba tras la estela de Jorge Lorenzo pero en la decimonovena posición. Aleix Espargaró, que rodó con la Aprilia RS-GP segundo, cayó hasta la sexta plaza pero fue penalizado por Dirección de Carrera al considerar que la caída que sufrió Iannone en la calle de talleres fue provocada por su comportamiento tras realizar el cambio de moto.

Para entonces, Marc Márquez contaba con casi veinte segundos de ventaja sobre Dani Pedrosa y más de veintiséis respecto a Viñales y Rossi, sexto, intentaba por todos los medios superar a Petrucci primero y, después, a Crutchlow, objetivo cumplido antes de ver la bandera de cuadros en cuarta posición.


Canet, tercero

Arón Canet se subió ayer al tercer escalón del podio en Moto 3 después de protagonizar una remontada épica. El pilota valenciano, muy condicionado por los resultados de entrenamientos, se vio obligado a salir desde la sexta línea de la formación de salida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine