05 de octubre de 2014
05.10.2014
Información

El Lucentum debuta con una merecida victoria en la Liga Adecco Plata

Los alicantinos vencieron al Tarragona, que se vio desarbolado por la defensa lucentina, especialmente tras el descanso. Tras el partido, los de Kuko Cruza se colocan como líderes de la competición

05.10.2014 | 19:58
El Lucentum debuta con una merecida victoria en la Liga Adecco Plata

Gracias a una gran defensa, y pese a lo predicho por los agoreros de turno, el CB Lucentum Alicante ha iniciado con un merecidísimo triunfo sobre el CB Tarragona su andadura en esta Liga Adecco Plata 2014/2015, en un choque que los de Kuko Cruza han decidido tras el descanso. Sergi Vidal (16 puntos) y Joan Pardina (11 puntos) en la anotación exterior y Samu Domínguez (17 de valoración) bajo canasta han sido los mejores entre los locales, mientras que Congiusta (11 puntos, 8 de valoración) fue el mejor de los de Berni Álvarez.

Comenzó el choque con los locales algo nerviosos, lo que aprovechó su rival para comandar el electrónico, aunque sin lograr poner tierra de por medio frente a un Lucentum que perdía en ataque lo que conseguía en defensa. Con Marín - autor de los dos primeros puntos del club alicantino en la Liga Adecco Plata - y Pardina maniatados por la defensa tarraconense, eran los interiores los que mantenían a los locales en el marcador, ante un CB Tarragona que se mostraba más equilibrado en sus acciones - aunque, pese a todo, echó en falta en el balance final del encuentro a Ferrán Torres, uno de sus hombres más importantes -. Además, los pívots visitantes se cargaron muy pronto de faltas, lo que hizo que los de Cruza anotaran más de la cuenta desde el tiro libre, aunque no se podría decir que no fuera lo buscado por el técnico local: desgastar a su rival para ir poco a poco sumando hacia la victoria. Así, al término de los primeros diez minutos, el electrónico señalaba dos de ventaja para los visitantes (13-15), pero la rotación alicantina había comenzado a hacer mella en el devenir del encuentro.

El segundo cuarto siguió por los mismos derroteros que el anterior. Los visitantes parecieron salir en esta ocasión más decididos a por la victoria, y con un parcial de 0-6 de inicio marcaron las primeras diferencias importantes en el partido (18-23, min. 13), aunque a costa de ver como su mejor interior, el estadounidense Hester, se cargaba con tres faltas personales, lo que sería un lastre para su equipo en el resto del choque. Con todo, la escuadra catalana no pudo romper definitivamente el encuentro, ya que, como decíamos, la rotación alicantina iba desgastando su juego, aprovechando los de Cruza para ponerse a tres (22-25, min. 17) unos minutos más tarde. El exterior local Sergi Vidal, saliendo del banquillo, comenzó su particular recital anotador, lo que junto con la brega de Domínguez, Guillén y Navajas bajo aros y a la dirección de los bases alicantinos, igualó el choque a dos minutos para acabar esta primera parte. Es más, en un último esfuerzo defensivo, los del Lucentum lograron acabar por delante el cuarto con dos puntos de ventaja (33-31) que aunque dejaban todo por decidir para la segunda parte, mostraban a las claras que el cuadro local encaraba el reglamentario paso por vestuarios con mayor convencimiento del que tenía al iniciar el choque.

En la reanudación, los locales salieron mucho más decididos que su rival a por la victoria, y en pocos minutos, y con mayor claridad de ideas en ataque, lograron abrir pronto brecha en el electrónico (39-34, min. 23), con Pardina, Guillén y Marín al mando de la ofensiva lucentina. Poco a poco, y como se vislumbraba desde el segundo cuarto, el juego local iba desgastando a su rival, sin que Berni Álvarez lograra acertar cómo romper el ritmo defensivo impuesto por Kuko Cruza. Las rotaciones del técnico de Reus no frenaban la acometida local, que aunque no aumentaba su ventaja, sí veía como el CB Tarragona no lograba recortar diferencias (46-36, min. 28). Además, las personales caían del bando visitante más que del local, hecho que aprovecharon los alicantinos para anotar desde el tiro libre en numerosas ocasiones y para acabar el periodo con una ventaja (48-38) que les dejaba en franquía la victoria a falta del último y definitivo periodo .

El acto final se inició con Vidal de nuevo anotando con facilidad de larga distancia, lo que sumado a la velocidad de José González, siguió dando al Lucentum la iniciativa en el marcador, ante un Tarragona que sólo oponía a Congiusta para superar la defensa alicantina. Los de Berni Álvarez no bajaron, pese a todo, los brazos en ningún momento, lo que hizo que aunque siempre con ventaja local rondando los diez de distancia, el partido no pareciera decidido en ningún momento (53-43, min. 35). Así, y con la salida de hombres de refresco en la escuadra visitante, la diferencia bajó en alguna ocasión de esos diez puntos citados, pero sin que la victoria peligrara para un Lucentum Alicante que afrontó los últimos compases con la tranquilidad de saberse vencedor ante un CBT que seguro que mejorará en futuros compromisos, especialmente cuando vuelva Torres a la actividad, y que será un rival muy complicado en el futuro.

La primera jornada, al menos en este momento, deja al Lucentum líder de la competición. Pero que nadie se llame a engaño. La fiesta sólo acaba de empezar.

El próximo partido para los de Kuko Cruza será el próximo sábado 11, a las 18:30 h. en la pista del CB Guadalajara, rival de tradición en la liga Adecco Plata.

FICHA TÉCNICA
CB Lucentum Alicante, 62: Fuentes (4), Marín (8), Pardina (11), Navajas (4), Domínguez (15) - quinteto inicial -, Vidal (16), Guillén (4), González (0), Hernández (0).
CB Tarragona, 48: Congiusta (11), Fernández (3), Alaminos (8), Ferguson (2), Hester (7) - quinteto inicial -, Barberá (0), Martínez (5), Santiago (8), Boada (0), Ngomo (2), Giménez (2).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.