06 de febrero de 2014
06.02.2014

El gran jugador alteano Tato decide colgar los guantes a los 40 años

Considerado uno de los mejores en su puesto de «mitger», ganó tres finales con el equipo de Villarreal en el Circuit Bancaixa Aspira a crear en el futuro un centro de tecnificación en la provincia

05.02.2014 | 21:59
Tato en el centro, junto a los jóvenes Héctor y Rodrigo.

El jugador alteano de pilota valenciana Jaume Morales Moltó, conocido deportivamente como Tato ha decidido a los 40 años, después de 22 como profesional, colgar los guantes.
Tato, que ha disputado seis finales del prestigioso Circuit Bancaixa, de los cuales ganaba tres de forma consecutiva con el equipo de Villarreal los años 2004, 2005 y 2006, formado equipo con Mezquita y Tino en el 2004 y con Mezquita y Canario en las dos siguientes, ha sido considerado durante las dos últimas décadas como uno de los mejores «mitgers» por los aficionados.
Siempre ha destacado por su carácter, fuerza en el juego y saber transmitir su pasión por la pilota valenciana a un público al que le gustaba mucho su forma de jugar y entregarse en las partidas.
Hace pocas fechas decidía comunicar a la empresa Val Net su deseo de dejar la práctica activa de la pilota, aunque la empresa le había ofrecido un año más de contrato. Ayer Tato aseguraba que «tenía claro desde hacía mucho tiempo que el día que viera que no rindiese como a mi me gustaría, que no diera el nivel, en definitiva que no disfrutase jugando lo dejaría y ese día creo que ha llegado». El alteano añadía que «sólo puedo estar agradecido a este deporte y a los aficionados que durante estos años me han apoyado». El futuro estará, como no podía ser de otro modo, vinculado a la pilota valenciana: «Voy a seguir como monitor enseñando a los chavales de Altea este deporte y también me gustaría montar un centro de tecnificación en la provincia, porque se ha demostrado en estos últimos años que han salido jugadores en la comarca como Rodrigo en Benidorm, Santi en Finestrat o Tamás en Xaló, que están triunfando en el mundo profesional y es el momento de que los chavales que salgan de las escuelas municipales y que tengan condiciones en este deporte puedan tener ese centro de tecnificación, pero en este momento las cosas no están muy favorables y deberé esperar más adelante para poder hacer este sueño una realidad», concluyó el bravo jugador de Altea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook