06 de septiembre de 2011
06.09.2011
Fútbol. Selección

Ni relajación, ni tanganas

Del Bosque da un toque de atención a los internacionales tras la relajación defensiva y la pelea final ante Chile

05.09.2011 | 01:54

La selección española ofreció a la afición que un día más abarrotó La Ciudad del Fútbol de Las Rozas un recital del toque, en un entrenamiento en el que el espectáculo estuvo precedido por una charla de quince de minutos de Vicente Del Bosque, en la que dio un toque de atención a sus futbolistas.

Prohibido relajarse y hay que evitar dar mala imagen con tánganas. Fueron los dos mensajes principales que transmitió el seleccionador, aún molesto con la falta de actitud defensiva que el pasado viernes mostró España ante Chile. A Vicente no le gustó la polémica con la que acabó el partido. Por mucho que fuese una muestra de unión entre madridistas y barcelonistas que protagonizaron el enfrentamiento ante chilenos.

La reunión de quince minutos sobre el césped pareció impulsar a los internacionales que dieron una exhibición por entrenamiento de 50 minutos. En él, Del Bosque dejó muestra de sus ideas. En un equipo juntó la defensa que se perfila titular ante Liechtenstein el martes en Logroño.

Un cambio. Sergio Busquets por Javi Martínez. Este movimiento permite la entrada de Andrés Iniesta junto a Xabi Alonso y Xavi Hernández. En el equipo de los petos atacó la teórica delantera titular. Cuatro jugadores para tres puestos: Juan Mata, David Silva, Fernando Torres y Fernando Llorente.

Si era la prueba del 9 la ganó Torres, que firmó un golazo picando el balón a Víctor Valdés. Pero Llorente vuelve a casa como internacional. Del Bosque aún no ha decidido. Y se lo pone difícil David Villa, que si es el elegido para descansar mandó un mensaje con el gol de la noche. Dos bicicletas seguidas para marcharse de dos defensas y disparo cruzado pegado al palo de la portería defendida por Pepe Reina.

Eran detalles de un partido que decidió con su gol Álvaro Negredo. La exhibición había llegado minutos antes. Del Bosque preparó un ejercicio a todo campo. Unos debían mantener la posesión de balón, usando como máximo dos toques, mientras otros presionaban.

El estilo de España no es fruto de la casualidad. El toque se entrena. Juntar a futbolistas como Xavi, Cesc Fábregas, Xabi Alonso, Iniesta, Thiago Alcántara o David Silva dejan detalles al alcance de los elegidos. Las triangulaciones fueron eternas. Los controles y gestos de calidad en combinaciones de gran rapidez se encadenaron. En un ejercicio que agota físicamente, a ellos se les veía sonreír.

La selección abandona La Ciudad del Fútbol para desplazarse a Logroño el lunes. A las 10.30 horas parte el vuelo a una ciudad donde el martes puede dejar sentenciado matemáticamente su pase a la Eurocopa 2012. En otras épocas se sufría. Ahora, la "generación de oro" del fútbol español deja los deberes hechos antes de tiempo. En Las Gaunas exhibirá un estilo que se perfecciona. Del Bosque lo entrena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine