06 de julio de 2011
06.07.2011
Rugby

"Lobo", jugador de La Vila, fallece en un accidente de tráfico

José Pascual, de 32 años, se vio involucrado en el siniestro cuando iba a trabajar

06.07.2011 | 02:00
"Lobo" saluda a la afición tras uno de los encuentros que jugó con La Vila.

El pasado domingo día 3, a las 5.50 horas de la mañana tuvo lugar un trágico accidente de tráfico en la N-332, a la altura de la Coveta Fumá en El Campello en el que se vio involucrado José Francisco Pascual "Lobo", jugador de rugby de La Vila. El fallecido salió de su domicilio en San Vicente del Raspeig con su moto para iniciar su jornada laboral como policía local en La Vila Joiosa. "Lobo" tenía 32 años y jugaba en la posición de tercera línea, luciendo casi siempre el dorsal número 6 en su camiseta.
El jugador recaló en el club vilero tras haber pasado antes por los equipos de la Universidad de Alicante y el Elche. Con La Vila consiguió ascender hasta la División de Honor, jugando en la temporada 2008/2009 al máximo nivel, logrando la salvación del equipo, participando también esa temporada con el equipo de los Mariners y consiguiendo el subcampeonato nacional.
En la temporada 2009/2010, una lesión le apartó de los terrenos de juego, estando casi dos temporadas sin jugar.
Ahora, tras su recuperación, se encontraba ilusionado con la posibilidad de volver a entrenar de nuevo y regresar jugar y ser una pieza fundamental en el primer equipo.
El pasado lunes por la tarde tuvo lugar el funeral en la iglesia de Villafranqueza, con la asistencia de compañeros y directivos del club vilero, amén de otros de sus anteriores clubes y representantes del rugby nacional y de la Comunidad Valenciana, con su presidente Ignacio Dávila a la cabeza.
Tampoco faltaron sus compañeros de la policía local de La Vila, junto al alcalde y concejales del consistorio vilero, que hicieron que la iglesia se quedase pequeña para despedir a "Lobo".
Con esta inesperada desgracia, el equipo vilero pierde a un gran jugador de rugby y, sobre todo, a una gran persona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga