13 de mayo de 2011
13.05.2011
40 Años
BALONCESTO. ACB

El Real Madrid, invicto en casa

No falló ante el Cajasol (78-59) en el último partido de la liga regular en su feudo, en el que se homenajeó a Bullock

13.05.2011 | 01:15
Paul Davis trata de entrar a canasta ante Clay Tucker, en un momento del partido

El Real Madrid consiguió una cómoda victoria, 78-59, ante un Cajasol que vino sin mordiente, sin nada que jugarse y que nunca puso en peligro que la Caja Mágica acabara la temporada regular siendo la única de la ACB invicta.

Dos triples de Sergio Llull y Carlos Suárez (6-2) en los inicios del partido fueron un pequeño espejismo, porque de inmediato el Real Madrid navegó en la mediocridad de una defensa sin garra y de un ataque sin ideas ni finalización.

Una canasta de Bullock, los únicos dos puntos que logró en el partido, significó el empate a 8 en el ecuador del primer periodo que el Real Madrid dominó por la mínima, 17-16, al fin del tiempo reglamentario.

En el segundo período, Lele Molin sacó al segundo escalón de su plantilla entre los abucheos del público por la presencia de Clay Tucker. El Cajasol aprovechó y se puso por delante en el marcador, 20-25 en el minuto 14.

Tras recuperar la paridad del luminoso, 27 iguales en menos de un minuto, el Madrid, sin forzar consiguió un parcial de 9-2 en menos de 4 minutos, que le permitió marcharse a vestuarios con una leve ventaja, 36-31.

Con Velickovic y Begic lesionados, el baloncesto ausente y el ambiente bajo mínimos por la intrascendencia del resultado, los menos de cinco mil espectadores que acudieron a la Caja Mágica centraron sus críticas sobre Tucker que dio otro recital de fallos y no tiros.

Con los titulares en pista, en el inicio del tercer cuarto, y pese a que el juego siguió bajo mínimos, la mala defensa de los sevillanos propició un par de contraataques del Real Madrid y que la ventaja en el marcador se agrandara, 54-41 en el minuto 26.30.

El Cajasol no presentó batalla, el Madrid no la buscó y sólo un 'alley-hoop' de Llull, como siempre luchador, sirvió para sacar de la somnolencia a los espectadores que se cansaron de abuchear a Tucker. Los tapones de Fischer también ayudaron a salir del sopor.

Con el partido ya resuelto y la victoria totalmente decantada para el Real Madrid que firmó así acabar con su cancha invicta, la única en la ACB, en la temporada regular, algo que no conseguía desde la temporada 2006-07, el intercambio de canastas fue el hilo conductor hasta el final de encuentro, con Tucker autor de dos triples y aplaudido con ironía por los espectadores.

Lo mejor de la tarde fue la tremenda ovación que se llevó Louis Bullock de los aficionados del Real Madrid, que se quedaron en sus localidades al final del partido para despedir con todos los honores a su ídolo.


78 - Real Madrid (17+19+23+19): Tomic (8), Prigioni (7), Reyes (8), Suárez (3) y Llull (11) -equipo inicial-, Mirotic (7), Rodríguez (19), Fischer (4), Vidal (5) y Tucker (6).

59 - Cajasol (16+15+15+13): Triguero (6), Satoransky (6), Katelynas (6), Kirksay (5) y Bullock (2) -equipo inicial-, Cabanas (8), Burjanadze, Urtasun (8), Aguilar, Sastre (2), Davis (14) e Ivanov (2).

Árbitros: Juan Luis Redondo, Juan C. García y Castillo. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la 33ª jornada de la Liga ACB disputado en la Caja Mágica de Madrid ante 4.784 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por los fallecidos en el terremoto de Lorca (Murcia). También se rindió homenaje a Louis Bullock, el extranjero que más veces ha vestido la camiseta blanca con una placa conmemorativa, mientras que el capitán del equipo, Felipe Reyes, le entregó una camiseta con su número y el número 234, los partidos que ha jugado con el Real Madrid en Liga ACB.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine