09 de mayo de 2011
09.05.2011

Sordo se deja ver en el rally de Cerdeña

El piloto español regresa al Mundial logrando un sexto puesto en una prueba en la que se impuso Sebastien Loeb

09.05.2011 | 02:00
Dani Sordo, con su Mini John Cooper Worksrente.

El galo Sebastien Loeb (Citroen) consiguió la victoria en el rally de Cerdeña, quinta cita de la temporada, seguido del finlandés Mikko Hirvonen (Ford) y el noruego Petter Solberg (Citroen), mientras que el español Dani Sordo fue sexto con el equipo Mini que debutaba en el Mundial.
Loeb no se vio tan perjudicado por ser el primero en salir a pista como sí sucede en otras pruebas. Se colocó al frente de la clasificación en el cuarto tramo del primer día, y ahí estuvo hasta el final. Ayer, en la última jornada, vio cómo Hirvonen se le acercó pero le faltaron kilómetros para que consiguiera superarlo.
Quien no estuvo en la terna de la pugna del podio fue el francés Sebastien Ogier (Citroen), quien aspiraba al segundo puesto pero un trompo le hizo perder más de un minuto.
El que sí consiguió un gran resultado fue Sordo, quien sólo pretendía llevar su coche a meta y acumular kilómetros, y que acabó sexto.
Prueba complicada la que tuvo Loeb. Afrontaba la carrera contrariado por la situación que vive en el equipo, acostumbrado a ser el primer piloto y a que se le concediesen todas sus peticiones. Ahora tiene a Ogier al lado, piloto francés, también, y joven, que además llegaba a Cerdeña como el único del campeonato que había conseguido dos victorias. Por ello quería reivindicar sobre la pista el papel que considera que debe tener en el equipo.
Salió el primero a las especiales en la jornada inaugural, pero pronto comprobó que esta posición no era tan perjudicial como sí lo es en otro rallys. La pista aunque estaba sucia, no lo ha estado tanto como podría ya que estaban aún las marcas de las pasadas de reconocimiento que realizaron antes del inicio del rally. Ayer afrontaba el día con casi medio minuto de ventaja sobre Hirvonen, una renta que bien administrada podría valer el triunfo. Pero qué mejor manera de mantenerla que aumentarla, y para eso realizó el mejor tiempo en el segundo tramo. Al final Hirvonen, por mucho que corrió, quedó a sólo 11.2 segundos del galo. Su satisfacción quedó en que fue el más rápido en la última especial, con lo que obtuvo el premio de los tres puntos adicionales para la general del mundial. Solberg fue tercero y aunque ayer fue rápido, prefirió conformarse con el último peldaño del podio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine