28 de julio de 2010
28.07.2010

Lamdassem se apaga al final

El atleta español pierde la medalla en la última recta de la prueba de los 10.000 metros

28.07.2010 | 02:00
Lamdassem, desolado, tras la prueba de los 10.000 metros.

Mo Farah, nacido en Somalia, encabezó un doblete británico en la final europea de 10.000 metros con un tiempo de 28:24.99 tras dejar clavado en la última vuelta al español -nacido en Marruecos- Ayad Lamdassem, que fue adelantado en la última recta por Chris Thompson y el italiano Daniele Meucci.
Lamdassem, que había respondido al ataque de Farah, se desfondó en los últimos cien metros y dejó escapar la oportunidad de dar a España la primera medalla de los campeonatos y la número 100 en alta competición.
La primera final en la pista presentaba al público un interesante duelo entre España y Gran Bretaña con Mo Farah, de 27 años, como favorito, pero ninguno de los dos equipos apareció en las primeras vueltas.
El bielorruso Stsiapan Rahautsou y el ruso Pavel Shapovalov se relevaron arriba durante las siete primeras vueltas, hasta que el israelí Moges Tesseme, de origen etíope, tomó el mando en el tercer kilómetro.
Cumplido el cuarto kilómetro en 11:46.82, Ayad Lamdassem y Carles Castillejo tomaron posiciones arriba.
El francés Abdellatif Meftah pasó en cabeza el quinto kilómetro en 14:38.10 y su ataque diseminó el grupo. Quedaron diez en cabeza, incluidos los dos españoles y los dos británicos.
Farah lanzó por delante a su compatriota Chris Thompson, que tiró fuerte del grupo hasta que, a seis vueltas del final (2.400 metros), el propio Farah atacó a fondo, llevándose a su estela a Lamdassem.
En plena carrera, el británico recriminó al español que no le diera relevos y se puso descaradamente detrás, sin importarle que los de atrás redujeran la distancia.
Farah estaba muy seguro de sus fuerzas. A 300 metros de la meta puso pies en polvorosa y dejó en tierra de nadie a Lamdassem, presa a la vista para Thompson y Meucci, que venían por detrás en busca del podio.
Farah lanzó por delante a su compatriota Chris Thompson, que tiró fuerte del grupo hasta que, a seis vueltas del final (2.400 metros), el propio Farah atacó a fondo, llevándose a su estela a Lamdassem, pero a 300 metros de la meta dejó en tierra de nadie al español, que fue devorado en la última recta.
El otro español, Carles Castillejo, no había podido responder al primer cambio de Farah pero llegó quinto a la meta con su mejor marca del año (28:49.69).
El esperado duelo hispano-británico se resolvió con una derrota inapelable de los atletas españoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine