12 de julio de 2010
12.07.2010
Tour de Francia

Armstrong se hunde

Andy Schleck alza la voz a Contador y Evans se pone el maillot amarillo

12.07.2010 | 02:00
Andy Schleck celebra su victoria.

El luxemburgués Andy Schleck (Saxo Bank) se impuso ayer en la octava etapa del Tour de Francia, entre las Estación des Rousses y la de Avoriaz-Morzine sobre un recorrido de 189 kilómetros, en la que entró junto al español Samuel Sánchez (Euskaltel Euskadi), mientras que el australiano Cadel Evans (BMC) es el nuevo líder.
Andy Schleck, que firmó su primer triunfo en el Tour, y Sánchez se marcharon en la rampa final de la etapa, aunque fue el luxemburgués el más fuerte en el esfuerzo final. Ambos acabaron con diez segundos de margen sobre el grupo del también español Alberto Contador (Astana).
Cadel Evans arrebata el jersey de líder al francés Sylvain Chavanel. El australiano aventaja en la general en 20 segundos a Andy Schleck, segundo, y en 1:01 a Alberto Contador, que se coloca tercero.
Hoy los ciclistas disfrutará de una jornada de descanso. La carrera se reanuda mañana con la novena etapa, de 204,5 kms. entre Morzine-Avoriaz y Saint Jean de Maurienne.

Armstrong entona el adiós
El ciclista estadounidense Lance Armstrong, que ganó siete veces el Tour de Francia sin un rasguño, "besó" ayer el suelo camino de Morzine al verse implicado en tras caídas y, definitivamente, parece haber virado su fortuna porque ya sufrió un inoportuno pinchado en la etapa del pavés.
Dicen los argentinos que a la buena suerte no hay que patearla y Armstrong siempre se ha "abrazado" a ella, pero desde que se rompió la clavícula derecha en la Vuelta Ciclista a Castilla y León de 2009 todo ha cambiado. En el regreso nada ha sido igual.
La imagen de su sufrimiento ayeren Morzine-Avoriaz es inédita, como la de su ventura en el Tour de 2003, cuando se tiró al prado para salvar la caída del español Joseba Beloki y, milagrosamente, se mantuvo en pie.
"Ha sido la peor jornada. Sé que el Tour de Francia se ha acabado para mi pero seguiré a ver qué puedo hacer a partir de ahora" dijo a los periodistas al llegar a la línea de meta, con su rostro fatigado e intentando sonreír forzadamente.
Y es que Armstrong, de 38 años, ya no podrá repetir el podio de 2009. Este Tour parece el de las desdichas para el americano, como lo demuestra el hecho de que se haya visto implicado hasta en tres caídas, la segunda con daños notables. Hace justo una semana, en la etapa de Bruselas, también se fue al suelo y se vio afectado con un golpe en la cadera.

Gran actuación alicantina
La segunda plaza de Rafael Valls en la etapa del sábado tuvo su confirmación en la jornada de ayer. El ciclista de Cocentaina volvió a demostrar que en la montaña se desenvuelve de maravilla y en la Estación de Avoriaz-Morzine aguantó hasta el final con los mejores y sólo cedió en los últimos kilómetros 2 minutos y 23 segundos. En la general ocupa el puesto 19 y está a 4 minutos y 27 segundos de líder Cadel Evans. Además, en el Gran Premio de la Montaña, es quinto con 27 puntos.
El ibense Rubén Plaza llegó ayer a la meta a un minuto y 37 minutos y parece ser el hombre fuerte de su equipo, ya el murciano, Luis León Sánchez, cedió más tiempo. Tanto Rafael Valls como Rubén Plaza aspiran a ganar una etapa y no descartan estar entre los mejores en la clasificación general del Tour.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine