12 de julio de 2010
12.07.2010
40 Años

A Alonso se le escapa su Mundial

El piloto asturiano protagoniza una mala salida en el Gran Premio de Gran Bretaña y se queda sin puntos en una  carrera que ganó Mark Webber

12.07.2010 | 02:00
Fernando Alonso adelanta al indio Karum Chandhok, de Hispania, durante el Gran Premio de Gran Bretaña.

No tenía mala pinta la tarde inglesa para Fernando Alonso. Había desaparecido la amenaza de lluvia, salía tercero y el Ferrari, aunque todavía lejos de los galácticos Red Bull, llegaba de dulce, en una prolongación de las buenas sensaciones de Canadá y Valencia. La opción del podio era una realidad, lo justo para no perder el ritmo en la carrera por el campeonato. Antes de la salida, de la parrilla sólo llegaban buenas sensaciones. Pero todo salió al revés. De principio a fin. Desde la mala salida, hasta el pinchazo a tres vueltas del final.
Pero entre que se apagó el semáforo y la bandera a cuadros, aparecieron dos protagonistas recurrentes que actuaron de nuevo contra los intereses de Alonso y de Ferrari. Como en Valencia, los comisarios y el coche de seguridad fueron protagonistas. Allí le tocó a Hamilton pero, tocado con la varita de la fortuna, el castigo apenas le hirió. Al revés, a Alonso la sanción de ayer le destrozó, arruinó su carrera.
El asturiano salió mal, muy lento y le adelantaron hasta cuatro rivales (Hamilton, Kubica, Rosberg y Massa). En el tumulto se golpeó con el brasileño, que viajó directo al garaje a cambiar de neumáticos por un reventón. Alonso quiso recuperar en su parada, pero del baile volvieron a salir por delante Rosberg y Kubica. Así que luchaba por la séptima plaza con Kubica cuando llegó el momento clave.
El polaco era más lento y Alonso sintió que debía pasarle. Le encimó, le buscó y encontró el hueco perfecto. Se defendió Kubica y el Ferrari cortó la curva por la cuneta. Le adelantó por fuera del trazado. Dice el reglamento que en ese caso hay que devolver la posición cuanto antes. No lo hizo Alonso. Los italianos consideraron que tenía la posición cogida pero los comisarios creyeron todo lo contrario. Y aquí apareció la mala suerte en forma de coche de seguridad. Otra vez el Mercedes plateado en el camino de Alonso. Parte del coche de De la Rosa había quedado en medio de la pista. Era necesario limpiar. El pelotón se agrupó y el asturiano no pudo cumplir el castigo, pues debe hacerse siempre en condiciones normales de carrera. Así que cuando desfiló ante los mecánicos, con el grupo en fila india, la sangría de posiciones fue de escándalo.
Se le escaparon doce posiciones. Un desastre. La carrera perdida y un chorro de puntos a favor de Hamilton. Ganó Webber, el repudiado de Red Bull, y le escoltó Hamilton, más fuerte en el liderato del Mundial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine