09 de julio de 2010
09.07.2010

La Copa, en los tentáculos de Paul

Las aficiones de España y Holanda esperan esta mañana la decisión del pulpo alemán

09.07.2010 | 02:00
Paul acertó el resultado todos los partidos de Alemania al elegir el mejillón colocado tras la bandera de los equipos ganadores.

Paul, el oráculo del Mundial, pronostica el próximo campeón. Las aficiones de España y Holanda esperan la decisión del pulpo alemán, que con un historial de aciertos intachable durante el torneo, tendrá que decidir esta mañana qué molusco elegir: el de la bandera holandesa o el de la española. Cuatro retransmite en directo, a partir de las 10:55 horas, la decisión del inesperado juez de la Copa del Mundo de Sudáfrica.

España entera acepta pulpo como animal de compañía desde que Paul, el cefalópodo más famoso del planeta, pronosticara, acertadamente, el pase de la Selección a la final del Mundial. Sin embargo, las alarmas saltaron ayer entre la afición de la Roja cuando en internet apareció de forma imprevista una imagen en la que el pulpo ya habría elegido al futuro campeón, escogiendo el molusco colocado tras la bandera holandesa, sin tener en cuenta la opción española. Un simple montaje que redujo súbitamente la euforia española. Porque será hoy el día grande de Paul. El pulpo lanzará sus predicción a las 11 de la mañana ante las cámaras de Cuatro, que retransmitirá en directo el acontecimiento.

Un amigo en Facebook
Con el acierto de su pronóstico, Paul se ha ganado la amistad de la afición española, y ya cuenta con todo un club de fans en internet. Han sido numerosos los grupos que han nacido en la red social Facebook con usuarios que muestran todo su agradecimiento al animal, ofreciéndole "asilo" e incluso asegurando que no volverán a "comer pulpo si España gana la final" este domingo contra Holanda. El cefalópodo no puede estar más arropado desde España y recibe mensajes de apoyo y cariño ante su última elección, la más importante, la que apuntará hacia el nuevo campeón. "Yo creo en el pulpo Paul", "El pulpo del Mundial sabe más que un experto", "El pulpo Paul no es de este mundo", "Los niños, los borrachos y el pulpo Paul... siempre dicen la verdad" o "Quiero al pulpo Paul en mi casa para ganar las quinielas del fútbol", son algunos de los grupos creados por los internautas favorables a La Roja en Facebook y a los que ya se han adherido miles de usuarios.
Sin embargo, una temible duda atenaza a los adeptos a los pronósticos de Paul, ¿Qué será de él cuando acabe el Mundial? Diversos miembros del Gobierno español se manifestaron ayer en su defensa, y mostraron su preocupación ante la posibilidad de que el pulpo acabe siendo devorado en cualquier restaurante alemán. La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, pedirá que se active la veda del pulpo Paul, "para que no se lo coman los alemanes" y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, bromeó con el hecho de que el Paul acertara en su predicción y apuntó que "al pulpo hay que traérselo a España y declararlo héroe nacional". Además, se han creado clubes de fans que buscan apoyos para salvarle e incluso para que viaje a España y quede a salvo de los germanos enfadados tras la eliminación de su selección.

El truco está en los colores
Pero no todos creen en el pulpo Paul. Un biólogo peruano, Alfredo Salazar, defiende que el el famoso pulpo no hace predicciones, sino que es atraído por los colores brillantes de las banderas que colocan en su estanque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine