04 de julio de 2010
04.07.2010

"Soy un chico normal"

Nadal se quita presión en las horas previas a la final de Wimbledon

04.07.2010 | 02:00

Es el número 1 del mundo, levanta pasiones allá donde va y hoy dispone de una nueva oportunidad para agrandar su inmaculada trayectoria. Es Rafa Nadal, "un chico normal", como él mismo se definió ayer. El balear eludió ayer cualquier atisbo de presión en las horas previas a la final de Wimbledon -"el favorito será el que levante la Copa", dijo- y se congratuló de que los problemas físicos hayan pasado a la historia. "Por suerte, en los últimos tres partidos no he tenido problemas en las rodillas. Esto sí que me preocupaba. Confiemos en que para mañana (por hoy) se mantenga igual de bien y supongo que voy a estar un poco nervioso antes del partido", admitió.
No es para menos. Nadal buscará hoy su segundo entorchado sobre la hierba londinense frente a un rival, el checo Tomas Berdych, que ha sido capaz de apear del torneo a Roger Federer y a Novak Djokovic. "Si se gana, para mí será algo impresionante, mucho más que un sueño volver a ganar aquí, en Londres, en Wimbledon, pero si se pierde, creo que he hecho todo lo que tenía que hacer para estar donde estoy y estoy orgulloso de todo", apuntó.
Nadal reiteró que este "grande" es un torneo "muy importante" para él, tal y como ha repetido en numerosas ocasiones. "Es un torneo muy complicado y no tienes mucho tiempo de prepararlo. Quizás es el torneo del año donde menos sabes cómo llegas, porque sólo tienes un torneo de preparación y si llegas lejos en Roland Garros, llegas a Queen's de esa manera", señaló. El balear dijo que una vez que logró hace unos años jugar bien en hierba, su "sueño" fue "conseguir jugar bien de verdad". Por eso, expresó que estar disputar hoy la final "es algo increíble, inimaginable". "Nunca podría haber imaginado estar cuatro veces aquí, en el último día de Wimbledon", apostilló.
De Berdych, un jugador que hace años se le resistía, Nadal recordó que en superficies de cemento, al comienzo, le "costaba bastante parar a estos jugadores que tiraban muy fuerte, que me atacaban desde la primera bola".

Berdych, optimista
Berdych, por su parte, planea aplicar los "puntos positivos" extraídos de las tres ocasiones en las que venció a Nadal, para tratar de batir hoy al número uno del mundo. "Vencer al primer o segundo jugador del mundo no es algo que ocurra a menudo, así que, al menos, tengo tres victorias sobre él y quizás pueda sacar puntos positivos de esos partidos. Trataré de hacerlo aquí, nunca le he ganado en hierba, así que ahora tengo una buena ocasión", destacó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine