24 de junio de 2010
24.06.2010
Tenis

Partido sin fin en Wimbledon

Isner y Mahut retoman hoy por tercer día el encuentro más largo de la historia

24.06.2010 | 02:00

El estadounidense John Isner y el francés Nicolas Mahut marcaron ayer un nuevo récord en la historia del tenis al protagonizar el partido más largo de todos los tiempos, dentro y fuera de Wimbledon, con diez horas de duración y que aún no ha acabado, pues ha sido aplazado por falta de luz para hoy. El marcador señalaba 4-6, 6-3, 7-6 (7), 6-7 (3), y 59-59 en el último set, que se prolongó durante 426 minutos, cuando los jugadores abandonaron la pista, sin visibilidad para continuar.
En este duelo se superaron los 112 juegos disputados entre los estadounidenses Chalie Pasarell y Ricardo "Pancho" Alonso Gonzales en un partido de primera ronda, como el de ayer, en 1969, también en Wimbledon. Isner y Mahut habían empatado la noche del martes a dos sets cuando el juez árbitro del All England Club decidió suspender el partido por falta de luz, justo antes del comienzo de la quinta manga.
Al reanudarse ayer ese enfrentamiento, de primera ronda, nadie esperaba un espectáculo, ni que el partido volviese a suspenderse en la pista 18, una de las más alejadas del recinto. El asombro y la expectación crecía conforme los jugadores se acercaban al récord de juegos disputados en un quinto set de un enfrentamiento en un torneo, cuando el italiano Pietrangeli y el yugoslavo Pilic ofrecieron un total de 46 (24-22) en segunda ronda en 1962.
El número de "aces" o saques directos también llegó a cifras inimaginables dada la duración del duelo, que exprimió al máximo el aguante físico de los dos tenistas. Así Mahut llevaba anotados 94, mientras que Isner consiguió 98 directos. Mahut, de 28 años, se reía de la situación cuando todavía no sobrepasaban la treintena de juegos cada uno. El cansancio fue haciendo mella en los dos rivales y poco a poco sus rostros se mostraban más serios.
Las ganas por determinar un ganador y su propio agotamiento hacían dudar al público sobre la posibilidad de que uno de ellos abandonara, pero ambos coincidieron en su decisión de hacer de este 23 de junio de 2010 un día histórico. Las más de seis horas de este quinto set produjo situaciones cómicas, y el público que se arremolinó en la pista 18 terminó por levantarse de sus asientos, a pesar de la incertidumbre que se vivía.

Hoy, doble partido
Por supuesto, la duración del partido obligó a anular la cita de dobles que tenía prevista John Isner junto a su compañero y compatriota Sam Querrey ante el tándem del polaco Michal Przysiezny y el israelí Dudi Sela. Y lo peor para el ganador de este encuentro histórico, es que hoy deberá medirse después de acabar éste con el holandés Thiemo de Bakker, que ayer derrotó al colombiano Santiago Giraldo por 6-7 (4) 6-4 6-3 5-7 y 16-14.
Por otro lado, Albert Montañés está dispuesto a "dar guerra" al tercer favorito, Novak Djokovic, tras convertirse ayer en rival del serbio en la tercera ronda de Wimbledon, en la que Feliciano López confía estar "a tope" en su duelo con el austríaco Jurgen Melzer, un pulso previsiblemente "largo y duro". El tarraconense y el toledano, los únicos españoles que compitieron ayer en la categoría individual en el tercer Grand Slam de la temporada, sortearon sin traspiés sus respectivos compromisos para seguir avanzando en Londres.
El defensor del título, el suizo Roger Federer, ganó al serbio Ilija Bozoljac en la segunda ronda del torneo de Wimbledon por 6-3, 6-7 (4), 6-4 y 7-6 (5). Federer, primer favorito de la competición, se clasificó así para un partido de dieciseisavos ante el ganador del encuentro entre el francés Arnaud Clement y el australiano Peter Luczak. Hoy el turno le llega a Nadal, que jugará contra el holandés Robin Haase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook