02 de junio de 2010
02.06.2010
Tenis

Federer cae y Nadal recuperará el número uno si logra el título

02.06.2010 | 02:00
Federer, ayer.

El sueco Robin Soderling provocó, un año más, la mayor sorpresa de Roland Garros al vencer por primera vez en 13 ocasiones al suizo Roger Federer, defensor del título, por 3-6, 6-3, 7-5 y 6-4, y alcanzar las semifinales. En doce partidos anteriores, Federer no dejó jamás que Soderling saliera ganador. Pero en una jornada en la que la lluvia oscureció el panorama y la pista se tornó lenta y pesada, el de Tibro aprovechó al máximo esa particularidad para golpear aún con mayor dureza, soltar el brazo sin problemas e inmovilizar a un Federer apático y sin reacción.
La derrota de Federer abre las posibilidades a Rafael Nadal de recuperar el puesto de número uno del mundo. El de Manacor se medirá hoy contra su compatriota Nicolás Almagro, con una ventaja de 6-0 en sus enfrentamientos, pero necesita ganar el torneo para hacerse con el trono de nuevo.
Soderling ya se hizo con un nombre en tierra el año pasado al vencer a Nadal en octavos de final y provocar la única derrota del español en cinco ediciones de Roland Garros. Esta vez el guillotinado ha sido Federer, que no podrá igualar el récord del estadounidense Pete Sampras al frente de la clasificación mundial de 286 semanas.
Federer no caía antes de unas semifinales de un Grand Slam desde 2004 en Roland Garros, cuando el brasileño Gustavo Kuerten le derrotó en tercera ronda.
A pesar de la lluvia y la humedad, Soderling conectó 14 saques directos y marcó un servicio más rápido a 227 kilómetros por hora. La clave del encuentro estuvo antes del parón. Federer dominaba por 5-3 en el tercer parcial y dispuso de un punto de set con servicio de su rival, pero no pudo aprovecharlo.
El partido se interrumpió con 6-3, 3-6, 5-5 y saque del helvético, pero después de una hora y 12 minutos, al regresar, el suizo cometió una doble falta y, algo despistado, cedió su servicio. Soderling aprovechó la ocasión a la perfección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook