29 de junio de 2009
29.06.2009
CAMBIO EN EL BANQUILLO HERCULANO

Esteban toma el mando

El entrenador que ha ascendido al Xerez se compromete con el Hércules por dos temporadas .El acuerdo con Lillo era total, pero Paquito apostó por el "Boquerón"

29.06.2009 | 02:00
El "Boquerón" Esteban Vigo dirige un partido del Xerez, durante la temporada pasada

La margarita acabó dehojándose ayer y en el último pétalo quedó inscrito en nombre de Esteban Vigo. El "Boquerón", su apodo futbolístico, se impuso finalmente a la candidatura de Juan Manuel Lillo tras hacer valer sobre la balanza el éxito conseguido con el Xerez, al que ha llevado a Primera División. El contrato que vinculará a Vigo y al Hércules estipula dos años de duración, con opción a un tercero si el equipo asciende. Asimismo, el Hércules aceptó fichar a los ayudantes del técnico: el preparador físico, José Manuel Ortega; el entrenador de porteros, José Luis González y el segundo entrenador, Antonio Méndez.
Fuentes consultadas aseguraron que las condiciones económicas pactadas son similares a las que figuraban en el contrato de Juan Carlos Mandiá. Es decir: 300.000 euros por temporada a los que se sumarían otros 300.000 si se consigue el ascenso a Primera Divisón. Si se diera ese último caso, "Boquerón" percibiría como inquilino del banquillo herculano en la máxima categoría 600.000 euros, a los que se añadirían 400.000 más si el equipo logra clasificarse entre las ocho primeras posiciones de Primera.
El Hércules no hará oficial el fichaje de Esteban Vigo en tanto no aclare con Manolo García Quilón, representante de Mandiá, el pago de los 500.000 euros que debe abonar para desvincular al ex técnico herculano y a sus ayudantes -Puche, De la Fuente y Sanz- del club alicantino, tal y como queda reflejado en los distintos contratos.

Crisis cerrada
El fichaje de Esteban Vigo, con el que ya hay un acuerdo verbal, cierra la crisis abierta en el Hércules tras la inesperada salida de Juan Carlos Mandiá. Una vez conocida la firme postura del gallego de recalar en el Racing de Santander, el Hércules abrió varios frentes e inició negociaciones para contratar a un nuevo técnico. Entre un sinfín de ofrecimientos, el club redujo la lista a tres candidatos: Juanma Lillo, Esteban Vigo y Luis García Plaza. El último quedó descartado tras una conversación entre Enrique Ortiz y el director general del Levante, Quico Catalán: "Llévate a Geijo (delantero pretendido por el Hércules) o a quien quieras, pero al entrenador no me lo toques porque es pieza clave aquí", le pidió Catalán a Ortiz quien, acto seguido, ordenó a su cuerpo técnico que descartara la opción de García Plaza.
Con ello, la decisión quedó entre Lillo y Vigo. Con el primero, avalado por Tote y Delibasic, negoció directamente el vicepresidente, Juan José Huerga. El acuerdo con Lillo a falta de pequeños flecos, era total sin embargo, la opinión del secretario técnico del club, Paquito, acabó decantando la balanza hacia Esteban Vigo, que a última hora del sábado mantuvo una conversación telefónica con Ortiz.
Mientras tanto, Huerga contactaba ayer con Lillo para comunicarle que el Hércules, finalmente, iba a fichar a "Boquerón" Esteban como entrenador.

Ídolo en Jerez
Esteban Vigo (Vélez Málaga, 1955), destacado futbolista que militó en el Málaga y en el FC Barcelona, ha dirigido a varios equipos, entre ellos al Córdoba y al Lleida. Fue contratado por el Xerez en el transcurso de la temporada 2007-08, al que salvó del descenso en la última jornada de Liga. Posteriormente, en la temporada que acaba de finalizar, completó una trayectoria espectacular que acabó con el ascenso a Primera División, al tiempo que se proclamaba campeón de Segunda batiendo todos los registros de puntuación anotados hasta la fecha en esa categoría.
Todo eso, no obstante, no sirvió para acabar renovando por el Xerez, tras unas largas negociaciones en las que las posturas nunca estuvieron cerca.
Sin ir más lejos, el representante del técnico, José González, anunciaba ayer que las negociaciones estaban rotas dado qeu "no hubo manera de acercarse". "Llevamos seis días dándole vueltas al asunto y ya no podemos más. Hemos puesto las fórmulas, hemos cedido para acercarnos, para entendernos, hemos perdido lo que teníamos, pero el Xerez tiene una línea, que obviamente respetamos, pero que hace imposible que se pueda llegar a un entendimiento. Se ha intentado que hubiese un acercamiento, pero no ha sido factible", concluyó el agente del nuevo entrenador herculano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas