24 de julio de 2020
24.07.2020
Información
Aniversario de su muerte

La guitarra alicantina con la que Amy Winehouse compuso "Back to Black"

En el noveno aniversario de su muerte, recordamos a una de las mejores cantantes de nuestro tiempo y su instrumento de Alicante

24.07.2020 | 14:24
Amy Winehouse con una de las guitarras de la firma de Gata.

Tal día como ayer, hace nueve años, fallecía Amy Winehouse, estrella del R&B, el soul y el jazz. Lamentablemente falleció en su domicilio, con tan solo 27 años, el 23 de julio de 2011, después de enamorar al mundo entero con su voz única.

El alcoholismo y la bulimia que padecía, sumado a un enfisema pulmonar derivado de fumar crack, ya estaban "destrozándola por dentro", según cuenta Susana Monteagudo, periodista y autora de la biografía ilustrada Amy Winehouse. Aunque el nombre de Amy Winehouse siempre está ligado a las adicciones, no es justo que se la recuerde solo por eso. Amy fue mucho más que alcohol y drogas.



Lo que muchos no saben es que la gran Amy Winehouse componía rasgando las cuerdas de una guitarra made in Alicante. La leyenda del soul, compuso los temas de "Back to black", álbum ganador de cinco Grammy, con una guitarra de la empresa de Gata de Gorgos Guitarras Bros. En el taller de Gata, lo descubrieron un poco de rebote. En un reportaje de Vanity Fair, Mitch, el padre de Amy, desveló que su hija compuso los temas del premiado álbum, durante unas vacaciones en Alicante y con una guitarra adquirida en Guitarras Bros. En numerosas fotografías de la cantante, convertida en leyenda del soul, aparece tocando una de las guitarras clásicas de la empresa de Gata. También en su biografía oficial, titulada Amy, se alude a esa pasión de la artista por las guitarras Bros.

«Debió venir ella misma a comprarla, pero mi padre no se fijaba», explica Adam, quien, junto a sus hermanos Juan y David, lleva ahora el taller de lutería. Y son la tercera generación.

The Black Eyed Peas, Melendi, Alejandro Sanz, Sabina, Pablo Alborán, Tom Hanks o Russel Crowe tienen uno de estos bellos instrumentos que se fabrican en un modesto taller que mira al Montgó. A los dos últimos se las regaló Pablo Motos cuando acudieron a «El Hormiguero».

Los hermanos Broseta fabrican artesanalmente (siguen la técnica de sus abuelos, que fundaron la empresa en 1974 y, sobre todo, de su padre, Francisco, que dio vida a las primeras guitarras personalizadas y con alma que hoy son la marca de la casa) en un taller de Gata de Gorgos y que está a un paso del Montgó.

No hay empresa en Gata, y en la Marina Alta, que suene tan afinada en el mundo entero. La firma la fundaron a finales de los 50 Francisco Broseta Rogla y su esposa Herminia Monroy. Su hijo, Francisco Bros, personalizó las guitarras y las convirtió en el bello objeto de deseo que son ahora. Le dio a la empresa, que ya va por la tercera generación, dimensión artesanal. Cada guitarra es única e irrepetible y refleja el alma de su dueño. En la actualidad, la dirigen los hijos de Francisco.



Los grandes artistas son de la cuerda de Guitarras Bros

Los últimos en obtener uno de estos preciados instrumentos han sido The Black Eyed Peas, el grupo estadounidense que ha ganado seisy que ha facturado el temazo I Gotta Feeling, uno de los más escuchados de la historia y que en 2009 puso a bailar a todo el planeta, estuvo hace unos meses grabando su nuevo álbum en Madrid. Y quiso que en algunas canciones sonara la guitarra española.

Adam Broseta recibió una llamada y, claro, si es de The Black Eyed Peas, hay que dejarlo todo. Cogió dos guitarras y se fue a Madrid. «Les llevé dos para eligieran una, pero se quedaron las dos y pasé todo el fin de semana con ellos en los estudios. Fue una gran experiencia».


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook