09 de junio de 2020
09.06.2020
Información

La alicantina Guillermina López-Bendito, Premio a la Investigación Biomédica del Banco Sabadell

La italiana Nanda Rea también resulta galardonada en el apartado de Ciencias e Ingeniería. Por primera vez dos mujeres copan los galardones de la Fundación

09.06.2020 | 14:13
Guillermina López-Bendito

Guillermina López-Bendito (Alicante, 1975), doctora en Neurociencias, y Nanda Rea (Roma, 1978), doctora en Astrofísica, han sido galardonadas por la Fundación Banco Sabadell, respectivamente, con el XV Premio a la Investigación Biomédica y el IV Premio a las Ciencias y la Ingeniería. Por primera vez dos mujeres reciben estas distinciones, dotadas con 50.000 euros cada una, que tienen como objetivo reconocer la trayectoria de jóvenes investigadores.

El jurado del XV Premio a la Investigación Biomédica, tras revisar las 55 candidaturas presentadas con perfiles de investigación básica, clínica y epidemiológica, ha reconocido a la alicantina López-Bendito, investigadora científica del CSIC en el Instituto de Neurociencias de Alicante, por su innovadora contribución en el campo de la neurobiología del desarrollo realizando contribuciones pioneras para entender la formación y plasticidad de las conexiones nerviosas durante el desarrollo del cerebro, en condiciones normales y en modelos de privación sensorial. Su investigación, indica la Fundación, "puede inspirar el diseño de herramientas capaces de reparar conexiones neuronales defectuosas en pacientes con déficits sensoriales congénitos o adquiridos, como por ejemplo algunos casos de ceguera".

"Mi línea de investigación se centra en cómo se forma un cerebro que sea capaz de captar la información sensorial del mundo que nos rodea. Cómo las neuronas que reciben la información sensorial, por ejemplo de la vida, el oído y el tacto, se conectan entre sí de manera correcta con la corteza cerebral para que podamos percibir y procesar esta información", apunta Guillermina López-Bendito, en cuyo laboratorio aplican la reprogramación celular "para conseguir, por ejemplo, en animales ciegos recuperar neuronas visuales".

La neurocientífica añade que estos premios son "fundamentales" porque visibilizan la labor de los científicos, "que hacen un trabajo que yo llamo de hormigas, un trabajo lento pero para todos. Invertir en ciencia es invertir en el futuro de la sociedad. Porque la ciencia tiene el gran objetivo final de mejorar nuestra calidad de vida, de mejorar nuestro bienestar aumentando nuestro conocimiento para el desarrollo de herramientas futuras que mejoren nuestra calidad de vida".

El presidente del jurado de este premio, Óscar Marin, subraya que la alicantina ha destacado este año "por la originalidad e impacto de sus investigaciones acerca del desarrollo y la plasticidad del cerebro. La investigación de la Dra. López-Bendito puede inspirar el diseño de herramientas capaces de reparar conexiones neuronales".

Trayectoria de López-Bendito

Guillermina López-Bendito (Alicante, 1975) es licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad de Alicante. Realizó el doctorado en el Instituto de Neurociencias de Alicante, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Miguel Hernández de Elche. Desde 2007, dirige su propio laboratorio y grupo de investigación como investigadora científica del CSIC en el Instituto de Neurociencias dentro de la Unidad de Neurobiología de Desarrollo. Con su línea de investigación, la Dra. López-Bendito intenta responder dos preguntas fundamentales: los mecanismos que rigen la formación de mapas topográficos de las conexiones talamocorticales durante el desarrollo perinatal del cerebro; y la modulación de las conexiones tálamo-corticales y los mecanismos de formación de nuevas conexiones (conocido como "rewiring" o plasticidad) en modelos de privación sensorial, con importantes implicaciones biomédicas.


Nanda Rea

Por otra parte, el jurado del premio a las Ciencias y la Ingeniería ha seleccionado a Nanda Rea de entre 39 candidaturas por su aportación en el campo de la astrofísica, "focalizando su investigación en el estudio de una clase de estrellas de neutrones con campos magnéticos extremadamente intensos: los magnetares, un tipo particular de púlsares. Su investigación se centra en observaciones y simulaciones teóricas de estrellas de neutrones, los remanentes compactos y fuertemente magnéticos de las explosiones de supernovas de estrellas relativamente masivas".

"Lo que estudiamos en mi laboratorio es lo que se queda después de que una estrella 10 veces el sol de grande termina su vida y explota. Una vez que explota, lo que deja es su núcleo que se queda muy compacto con densidad muy alta. Y este núcleo, que es como una esfera grande como toda Barcelona pero con toda la masa del sol dentro. Cuanto más sepamos sobre cómo funciona la física en estos entornos más se podrá innovar por ejemplo en nuevas tecnologías utilizando estas propiedades físicas", explica Rea, que subraya la importancia de estos premios "para que se conozca la labor de investigación de jóvenes científicos, y en mi caso, visibilizar el papel de la mujer en la ciencia para empezar a normalizarlo entre los más jóvenes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook