18 de marzo de 2020
18.03.2020
Información
CORONAVIRUS

Encerrados, pero no quietos ante el coronavirus

Realizar entre 15 y 20 minutos de ejercicio al día utilizando objetos de la vida cotidiana supone un beneficio físico y también mental durante el confinamiento

18.03.2020 | 14:09
Encerrados, pero no quietos ante el coronavirus

En lo que va de semana, las redes sociales se han inundado de apps y vídeos con tablas.

El pasado sábado se hacía viral un vídeo en el que un vecino del pueblo sevillano de Mairena del Aljarafe salía a una de las zonas comunes de su urbanización y ataviado con la correspondiente ropa deportiva comenzaba a realizar una tabla de ejercicios de gimnasia. En pocos minutos se sumó parte del vecindario desde sus terrazas. Y el encierro motivado por la propagación del coronavirus no hacía más que empezar.

La iniciativa, con mas de 900.000 reproducciones en Twitter, ha tenido tal alcance que hasta el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, lo elogiaba en su cuenta de Twitter: «Gracias por compartir este vídeo. ¡Estoy muy impresionado e inspirado por todos los ejemplos de bondad y compasión que la gente está mostrando por todo el mundo! Con este espíritu vamos a derrotar al coronavirus».

Esto pone sobre la mesa la conveniencia de que durante el confinamiento implantemos una rutina de ejercicio físico que pasa de ser recomendable a necesaria. Y son cientos los vídeos, tablas y app que han saltado en los últimos días a las redes sociales para poder elegir. Mantenerse activo ayudará no solo a luchar contra el sobrepeso en un momento en el que al encierro forzoso se une la ansiedad y la caída en picado a la tentación del picoteo, sino también a mantener el cuerpo en un buen estado físico ante el sedentarismo y las horas frente al ordenador o la tele.

En situaciones normales, la OMS considera que lo óptimo es que los adultos de entre 18 y 64 años dediquen, como mínimo, unos 150 minutos semanales a realizar ejercicios físicos. En casos como el actual, con 15 o 20 minutos al día sería suficiente.

Lo recomendable habitualmente es levantarse del asiento cada hora y realizar algunos estiramientos, pero lo ideal en estas circunstancias extremas es hacerlo cada 20 minutos. Estirar las piernas, hacer sentadillas y, si hay escaleras en casa, subir y bajar varias veces al día son rutinas de gran ayuda.

«Moverse por salud» es el lema con el que el Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana pretende concienciar a la población para que estar confinados en casa no sea sinónimo de sedentarismo. Quince minutos al día de ejercicio son suficientes, según estos profesionales, para mantenerse activo con lo que ello supone para la salud.

Los fisioterapeutas recalcan que utilizando materiales «al alcance de todos» se puede mantener el rango de movimiento, el tono muscular e incluso la resistencia cardiovascular. «Una simple silla, una botella de agua o una goma elástica pueden ser materiales excelentes para hacer ejercicio», aseguran desde esta entidad colegiada.

Sus propuestas se dirigen más a las piernas que a los brazos: sentados, mover los pies y las manos en diferentes direcciones; simular subir y bajar escaleras ayudándonos de un taburete; apoyados en la pared, subir y bajar los talones con las rodillas estiradas; usar cintas, mancuernas o steps si se tienen; hacer sentadillas, es decir, levantarse y sentarse de una silla entre 15 y 20 veces siempre que no haya dolor; caminar por la casa, bailar, hacer yoga, pilates o gimnasia hipopresiva si ya ha practicado antes y los conoce.



Respecto a cuántas series se deben hacer hay que tener en cuenta el nivel de condición física que tenga la persona. La recomendación es empezar con 3 o 4 series de unas 12 o 15 repeticiones, al menos 3 veces al día, combinando ejercicios de brazos y piernas.

Movimiento y desarrollo para los más pequeños


El especialista en psicomotricidad Saúl López lanza vídeos con ejercicios para niños que unen actividad y aprendizaje 

Lo que empezó siendo la respuesta a la petición de amigos para que los más pequeños de la casa pudieran hacer ejercicio se ha ido expandiendo y Saúl López, especialista en Psicomotricidad, Desarrollo y Aprendizaje del hospital Vithas Medimar de Alicante, se plantea ahora subir a alguna red social esos vídeos que hace con su hija para pasar a sus conocidos. ¿El secreto de estos tutoriales? Pues que pone de manifiesto la necesidad de que los niños se mantengan activos, pero con un advertencia: «El objetivo es su desarrollo, no tenerlos entrenidos».

Los ejercicios que propone  están basados en la importancia de la conexión de cuerpo y cerebro, «fundamental para el desarrollo de los niños, sobre todo en un momento como este para compensar esa falta de movimiento».
 
Destaca que los beneficios son también intelectuales relacionados con el aprendizaje. «Al hacer ejercicio a diario se liberan proteínas y moléculas BDNF, directamente vinculadas al proceso de aprendizaje y relajación de los niños». Por eso, con estos vídeos intenta «minimizar el impacto de la falta de  movimiento y que tengan bajos niveles de estrés».
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook