09 de marzo de 2020
09.03.2020

Nueve de marzo. Revalorizando a Juana Francés

Se cumplen treinta años del fallecimiento de la artista alicantina

09.03.2020 | 13:15
Juana Francés en su estudio

Nueve de marzo. Postdía de la Mujer, jornada de reivindicación femenina en todos los ámbitos, fecha simbólica anual para espolear a la equidad de los sexos. Nueve de marzo, aniversario del fallecimiento de la artista plástica Juana Francés, una de las más grandes artistas que ha dado en su historia del arte Alicante, no bien reconocida hasta el momento.
A pesar de todo el trabajo de revalorización de las mujeres artistas y su incorporación a la literatura artística, todavía falta darles el reconocimiento que merecen. Es el caso de la artista plástica Juana Francés. Única mujer que formó parte del Grupo El Paso, representante del informalismo español de posguerra. Fue una creadora que representó a España en Bienales, exposiciones nacionales e internacionales y estuvo en la élite de los artistas de su generación y, sin embargo, su figura se resiste a saltar a primera línea. A pesar de tener un cuarto de su legado en sus almacenes y de haber dedicado grandes exposiciones individuales a otros miembros de su Grupo, un Museo tan importante como el Reina Sofía de Madrid, todavía no le ha dedicado una muestra. Puede que haya suerte y la conciencia actual–esperemos que no sea más que una moda pasajera- de hacer justicia a las mujeres artistas, le den el puesto que merece en el mundo del arte.
Al analizar su pintura, uno de los detalles que llaman la atención es el cambio que se produce en su firma. Los primeros cuadros llevan su nombre completo, pero muy pronto la artista firma sólo con su inicial y su apellido. No ha sido la única creadora que ha tenido que recurrir a enmascarar su género para no ser prejuzgada. En sus años de estudio en la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, la pintora se indignó cuando un crítico tildó una muestra de varias compañeras "el grupo del ovario". Juana no era confomista con su situación pero decidió que su trabajo hablara por ella. En una entrevista, preguntada por su postura ante el feminismo, su respuesta es clara "lo importante es el valor del artista, por encima de si es hombre o mujer". No fue fácil para ella encontrar su espacio en el tiempo que le tocó vivir, pero consiguió elogios de todos los críticos importantes del momento, así como exponer dentro y fuera de nuestras fronteras con una obra que se mantuvo siempre en una trayectoria investigadora y coherente.
La vida de Juana Francés quedó enmarcada entre dos fechas simbólicas. Falleció el nueve de marzo (Madrid, 1990), un día después de la jornada en que se conmemora a las mujeres, y su nacimiento, en 1924, fue en el mismo año en el que por primera vez hay una alcaldesa en España, una de las pioneras en Europa. Fue Matilde Pérez Mollá, en el pequeño municipio alicantino de Cuatretondeta.
Casualidad o marca del destino, la vida de Juana Francés queda enmarcada entre dos fechas emblemáticas para las mujeres.

(Natalia Molinós es autora de la tesis La artista alicantina Juana Francés: Estudio crítico de su obraUniversidad de Alicante, 2010)


 


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook