04 de febrero de 2020
04.02.2020
Diseñador

Yvan Andreu: «Uso la tecnología porque me ayuda a plasmar sensaciones»

El diseñador ilicitano desfiló recientemente en la Mercedes Benz Fashion Week por ganar el premio Samsung EGO Innovation Project. Allí mostró su colección Aura, en la que la tecnología forma parte del diseño

03.02.2020 | 21:25
Yvan Andreu: «Uso la tecnología porque me ayuda a plasmar sensaciones»
Yvan Andreu, con dos de sus modelos tras el desfile.

 De Elche saltó a Viena, Amberes, París, Milán, Sevilla y, finalmente, Alicante, donde montó estudio hace menos de un año en un coworking. Sus aspiraciones, igual que sus trajes, miran al futuro. «Alicante con el distrito digital lo veo como un buen punto de partida para empezar un poco con ese diseño tecnológico, sensitivo y multimedia», afirma el ilicitano.

P Te has «colado» en la pasarela madrileña al haber ganado la XIII edición de Samsung EGO Innovation Project gracias a tu colección Aura.
R Es un empuje y una vía de visibilidad porque cuando luego vayas a tocar una puerta te pueden hacer más caso. Hay que luchar mucho, esto es una lucha ardua y constante.

P Tus diseños se vieron en dos pasarelas simultáneas retransmitidas a través de smartphones con tecnología 5G en tiempo real. Explícate.
R Esa es la tecnología de los teléfonos. Lo que nosotros hemos creado es un dispositivo que se llama Aura que lleva una cámara de visión térmica que se comunica con el vestido y hace que cambie de color según lo que la modelo percibe. Ella está viviendo una experiencia de visión térmica. Mide la energía de nuestro propio cuerpo, el aura, la energía corporal que desprendemos. Según donde ella mira, la ropa va cambiando de color por las sensaciones que percibe la cámara según va visionando a los demás.

P ¿Y esto para qué?
R Esto puede tener muchas funcionalidades. Tú a través de esas temperaturas puedes analizar a esa persona y puedes saber cómo reacciona ante una situación o un objeto. Además no tiene por qué tener una funcionalidad, también es algo sensorial.

P Moda y tecnología van unidos en esta colección, no solo en la ejecución del diseño sino también como parte de él, hasta el resultado final. Eso exige doble trabajo también: pensar el diseño y pensar cómo funciona la tecnología en ese diseño.
R La tecnología va en todo el recorrido. Pero también trabajamos de una forma muy artesanal porque nos parece que ese campo no se tiene que perder. Lo que hace la creatividad del hombre nunca lo puede hacer una máquina. Pero intentamos que los tejidos sean nuestros porque creamos la estampación, porque el patrón está cortado a láser o porque una pieza esta impresa en 3D. Usamos la tecnología porque nos ayuda a plasmar esas sensaciones.

P ¿Cuándo empezaste a trabajar con la tecnología?
R Esta colección ha sido ya el punto de partida. Necesitaba un software para acercarme a algo que era casi inteligencia artificial para generar un tejido lumínico, por ejemplo, y crear diseños limpios. Para mí, limpieza y tecnología van unidas de la mano en imagen. En el equipo hay también un equipo con un ingeniero industrial, un ingeniero informático y un especialista en inteligencia artificial. Además de mi equipo de patronaje. Lo hemos desarrollado en un mes porque presenté el proyecto y al ganar el premio te pones a ejecutarlo.

P ¿Y por qué enfocar tus creaciones por ese camino?
R Yo también hago diseños normales, aunque intentado siempre diferenciarme del resto. Pero me voy por aquí porque lo que me llama la atención es crear una nueva sensación en alguien. Esta todo muy visto y el mercado es competitivo, si quieres destacar sobre el resto tienes que crear una nueva sensación implementando todo lo que puedas coger de lo que está alrededor tuyo.

P No eres el primero en utilizar en moda materiales como vinilo, plástico o neopreno. ¿Qué aportas al mundo del diseño? ¿Cuál sería tu sello distintivo?
R Bueno, vinilo y plásticos era más cuando empecé porque era la fórmula para que el diseño fuera tecnológico sin usar tecnología, pero ese camino ya no es el mío. Pero lo que aporto con esos materiales es que mis prendas siempre han tenido una imagen tecnológica aunque no tuvieran nada tecnológico.

P Trabajas en la moda del futuro, pero ¿cómo ves la moda del presente?
R Vamos a ver, la moda del presente la veo muy convencional, le hace falta un cambio. Quizá muy simple en algunos parámetros, lo que la gente compra, lo que se ve en la calle es muy aburrido. No trasciende. Pero cada vez se está incorporando más la tecnología. Yo en pasarela creo un universo paralelo, pero luego en lo que es el día a día sí tienes funcionalidad porque una vez que quitas la máscara o el bolso no deja de ser un vestido que puedes utilizar en cualquier momento. En las pasarelas sí que hay mucha gente joven que apuesta por el cambio y la novedad, por romper barreras. Pero lo que se ve en la calle es mucho más convencional.

P ¿Eres consciente de que este tipo de moda puede atraer la atención de grandes estrellas , como Lady Gaga?
R Cuando lo haces no lo enfocas realmente a que se lo pueda poner alguien determinado. Tú haces un show y vendes una cosa, pero luego cuando haces un lookbook ya lo enfocas a la clienta. Aquí no se trata de pensar que se lo puede poner una celebrity sino de venderla como tú quieres que se exprese. Pero esa posibilidad existe. Si llama a la puerta, encantado de atenderla. Sería un honor.

P ¿Quién te gustaría que vistiera tus diseños?
R Bjork, me encantaría que utilizase mi ropa. O Natalie Portman. Hay mucha gente famosa que me gustaría vestir en general. Pero, sobre todo, que sea una persona elegante con gusto por la cultura y el arte. Es como un complemento a mis diseños. Creo que si tiene una mente abierta va a entender mejor todo.

P ¿Y ahora qué?
R Pues ahora lo que va a pasar es que tengo que seguir luchando; intentaré crecer, hacer marca, intentaré meterme dentro del mercado sensorial, tecnológico o interactivo. Es un terreno en el que hay muy poca gente. Hay mucho camino por andar y podía ser pionero en eso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas