04 de febrero de 2020
04.02.2020

Al menos 15 personas aspiran a dirigir el Instituto Gil-Albert

Una comisión de valoración formada por funcionarios del grupo A1 elegirá ahora a un máximo de cinco candidatos, que deberán presentar en cinco días una propuesta de coordinación de la programación cultural

03.02.2020 | 21:25
Casa Bardín, sede del Instituto Gil-Albert en Alicante.

Quince personas se han postulado ya para la dirección cultural del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert. Al menos estas son las solicitudes llegadas al concurso abierto por la Diputación de Alicante para cubrir este puesto honorífico, cuyo plazo de recepción de solicitudes culminó el pasado viernes, según comunicaron ayer desde el área de Cultura, que no obstante consideran esta cifra aún «provisional» por si llegara por correo alguna candidatura más fechada hasta el 31 de enero.

Desde la Diputación no quisieron dar más detalles sobre las personas que participan en este proceso de selección, que convoca por primera vez la Diputación a instancias de Ciudadanos, socio de gobierno del PP en la institución provincial, de quien depende este organismo, que lleva seis meses sin dirección.

Como se recordará, esta convocatoria era innecesaria, ya que los estatutos del Gil-Albert establecen que es la Presidencia de la Diputación quien designa entre personas de prestigio este cargo honorífico –es decir, no mantiene relación laboral con el instituto ni tiene sueldo, sino que su retribución se asigna por asistencia a las reuniones–, pero la diputada de Cultura de Ciudadanos, Julia Parra, propuso una convocatoria previa para «imponer mayor transparencia» a este nombramiento.

Parra estimó cuando anunció la convocatoria que en la primera quincena de febrero podría conocerse ya el nombre del próximo director o directora cultural del Instituto Gil-Albert, aunque los plazos no son tan claros en las bases de la convocatoria.

Ahora debe ser una comisión de valoración –compuesta por al menos tres miembros que sean personal del grupo A1 del Instituto o la Diputación– quien estudie las propuestas y realice una primera criba de hasta cinco candidatos posibles, de acuerdo con su perfil profesional.

Los elegidos en esta primera ronda, a la que no se ha puesto fecha límite, dispondrán de cinco días hábiles para presentar una propuesta de coordinación de la programación cultural y, además, la comisión de valoración podrá realizar entrevistas personales si así lo estima oportuno.

Hasta el candidato final


Las bases del concurso no especifican quién seleccionará, ni cuándo, al candidato final de entre esos cinco aspirantes pero fuentes de la Diputación aseguraron que será la propia comisión quien elija a una persona y que esta elección se elevará a Presidencia para que sea designado por decreto, como marcan los estatutos.

Entre los requisitos del concurso se exige tener titulación de licenciatura o grado universitario, ser de nacionalidad española, nacional de un Estado miembro de la UE, o extranjero/a con residencia legal en España y no hallarse inhabilitado/a para el ejercicio de las funciones públicas.

Se valorará la experiencia en tareas de dirección, coordinación, administración, y gestión de proyectos culturales especialmente en el ámbito público, autoría de publicaciones (novelas, ensayos, biografías, etc.) , doctorado y docencia universitaria en el ámbito de la cultura.

El director/a cesará automáticamente con el cese del Presidente del Instituto, que ostenta el presidente de la Diuputación, según indican las bases. Así ha sucedido hasta ahora cada vez que ha cambiado el equipo de Gobierno en la institución provincial.

El último director cultural del Instituto Gil-Albert, José Ferrándiz Lozano, cesó de su cargo a mediados del mes de julio, cuando se produjo el relevo en la corporación provincial. Desde entonces, los actos han sido escasos en este organismo, que tiene una media de 180 actividades abiertas al público cada año.

774 músicos para 12 plazas en la orquesta del ADDA


Respuesta masiva a la convocatoria para ampliar en nueve plazas ADDA Simfònica y sustituir a tres intérpretes

La convocatoria para cubrir 12 plazas en la orquesta ADDA Simfònica –9 son plazas de nueva creación y 3 son sustituciones– ha generado una respuesta masiva de músicos para integrarse en esta formación, que dirige Josep Vicent y que desde su creación, hace algo más de un año, cuenta con 43 instrumentistas.

Un total de 774 personas han presentado sus solicitudes para alcanzar una de las 12 plazas convocadas por la Fundación del Auditorio de la Diputación de Alicante, que pretende reforzar la sección de cuerdas, fundamentalmente, con seis plazas de violín, dos de viola, una de trompa, una de clarinete, una de violonchelo y otra de contrabajo.

El plazo finalizó el pasado viernes y a esta convocatoria se han presentado una media de 62 aspirantes por plaza, el doble que en la convocatoria inicial, en la que para cubrir 43 plazas respondieron 1.600 personas, que arroja una media de 37 aspirantes por plaza.

Aunque el proceso de selección es largo y cuenta con varias fases de audiciones y de rondas eliminatorias, fuentes del ADDA indicaron que los doce músicos podrían incorporarse a finales de verano o al inicio de la siguiente temporada en septiembre.

Los puestos que figuran son de tutti, aunque a los seleccionados se les podrá proponer para desempeñar funciones de solista o ayudante solista. Los requisitos principales son tener cumplidos los 16 años y disponer del Título Superior de Música en el instrumento en cuestión.

Todos los aspirantes que superen las pruebas pero que no se encuentren entre los 12 músicos elegidos pasarán a formar parte de una bolsa de trabajo relativa a estos instrumentos. Una bolsa de nueva creación, que se lanzó en otra convocatoria posterior, cuyo plazo de presentación de aspirantes aún no ha concluido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook