28 de enero de 2020
28.01.2020

Una productora alicantina lleva a los «Campeones» al teatro

Los actores José de Luna y Gloria Ramos encabezan la primera producción de José Beviá, que sube a los escenarios a dos de los protagonistas de la película para contar su búsqueda de la independencia

27.01.2020 | 22:24
Los actores José de Luna y Gloria Ramos, durante uno de los ensayos de Campeones del humor.

Unidos por la amistad que surgió en Campeones, toman la decisión de irse a vivir a un piso de alquiler con el apoyo de sus familias en busca de la independencia. Ellos son Gloria Ramos y José de Luna que de la película de Javier Fesser dan el salto ahora al teatro. Y lo hacen de la mano de la productora alicantina ComediArte, encabezada por José Beviá.

Campeones del humor es el título de esta propuesta teatral que se estrena el próximo sábado en el Teatro Pilar Bardem de Rivas Vaciamadrid y que con grandes dosis de ficción aborda a través del humor la realidad profunda a la que se enfrentan jóvenes con discapacidad que quieren independizarse familiar y económicamente. «Es una clara apuesta por la inclusión social de las personas con discapacidad intelectual como ciudadanos de pleno derecho en una sociedad justa y solidaria», apunta Beviá que se estrena como productor teatral profesional, tras seis años dedicados a la política como concejal en San Vicente y posteriormente inmerso en el mundo del monólogo.

Gloria Ramos, nominada al Goya Revelación el pasado año, y José de Luna son dos de los protagonistas de la exitosa película Campeones, a las órdenes de Javier Fesser, y ahora se suben por primera vez a las tablas del teatro, bajo la dirección de Chete Guzmán y en compañía de los actores Óscar Barata, Edu Vicente y Claudia Fesser, precisamente hija del cineasta.

Este cambio de registro supone todo un reto para estos actores. «Fesser me dijo que era un reto, que era algo muy difícil porque una cosa es cine, donde puedes repetir una toma varias veces, y otra cosa es el directo del teatro». Sin embargo, «hemos hecho mucho trabajo de coach de interpretación y del lenguaje; hemos echado horas, pero están ilusionados y mentalizados para lo que es el teatro y también para los viajes, los hoteles... por eso sus familias nos van a acompañar en la gira», afirma el productor. Una gira que, de momento, hará parada en 22 localidades, incluida Castalla (28 de marzo).

Beviá afirma que siempre se ha sentido comprometido con las personas con discapacidad «y me pareció muy interesante no llevar la película al teatro, pero sí hacer una obra de teatro con estas personas». Un amigo le puso en contacto con José de Luna y otro con los padres de Gloria Ramos, que también aparece en la serie Merlí. Sapere Aude, como hija de la profesora de Filosofía que interpreta María Pujalte. «A todos les encantó la idea». Así que el siguiente paso fue «escribir un texto adaptado a ellos», aventura en la que le acompañaron Edu Vicente y Óscar Barata a partir de su idea.

Los ensayos comenzaron en septiembre en Madrid y desde el principio han recibido el apoyo de muchos actores, como Belén Rueda, que además aparece con ellos en un vídeo de promoción de la obra. «Ha sido duro y hay mucho trabajo detrás pero son dos grandes actores y no se han quejado nunca por los ensayos, aunque tanto para ellos como para sus familias esta experiencia supone un gran salto».

Para José Beviá, que montó su empresa el pasado mes de septiembre para realizar esta producción, lo sorprendente ha sido «su capacidad de trabajo y sacrificio» y también «el amor que ponen en todo lo que hacen, es lo que más me ha gustado». Además «ha habido muy buena conexión, al principio vas con precaución pero cuando los conoces te das cuenta de lo profesionales y lo maravillosos que son, y solo puedo agradecer haberles conocido; es increíble trabajar con personas como ellos».

La recaudación que se consiga el día del estreno en el Teatro Pilar Bardem se destinará a la asociación Aspadir, que ha cedido sus instalaciones en Rivas Vaciamadrid para los ensayos y ha apoyado desde el principio el proyecto.

El día 1 de febrero ya está ahí y ahora todo el equipo lo afronta «con los nervios típicos de un estreno», destaca el productor, porque es «mi primera producción teatral y además arriesgada». Por eso, afirma que se siente «asustado» por la repercusión que ha tenido. «Esto empezó como algo amateur, sin ninguna expectativa, y la acogida es todo un éxito; en el Teatro Pilar Bardem de Rivas Vaciamadrid hemos vendido 1.000 entradas en un día».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook