24 de enero de 2020
24.01.2020

Temirkánov al frente de la Filarmónica de San Petersburgo

El director ruso dirige hoy en el ADDA obras de Beethoven y Brahms

23.01.2020 | 23:41

Alicante, ADDA, 24 enero 2020, 20 horas
Orquesta Filarmónica de San Petersburgo
Behzod Abduraimov, piano.
Yuri Temirkánov, director.

El fallecimiento en su domicilio de San Petersburgo el 30 de noviembre de 2019 del maestro letón Mariss Janson ha forzado un cambio en la programación del concierto de hoy en el Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA), donde estaba anunciada la orquesta de la que era director titular, la Sinfónica de la Radio de Baviera, la Bayerischen Rundfunks. Será la Filarmónica de San Petersburgo, la orquesta más antigua de Rusia, fundada en 1882, quien regrese cuatro años después a Alicante con Yuri Temirkánov al frente, su director titular desde 1988, cuando dejó la dirección del Teatro Marinsky. El director ruso ha mantenido en el programa la Cuarta de Brahms, programada por Mariss Janson, y en la primera parte ha incluido el primer concierto para piano y orquesta de Beethoven, con el joven uzbeko Behzod Abduraimov como solista.


Ludwig van Beethoven
(Bonn,1770-Viena,1827)
Concierto para piano y orquesta número 1, en do mayor (opus 15)

Este año 2020 se conmemora el 250 aniversario del nacimiento del gran músico alemán por lo que sus obras serán interpretadas en todos los rincones del mundo. La formación rusa de San Petersburgo ha incluido hoy en el programa el primero de sus conciertos para piano. En marzo escucharemos en el presente ciclo sinfónico en el ADDA su Pastoral, la sexta de sus sinfonías, y en mayo, la Primera. El Concierto número 1 está fechado a finales de 1795 ó 1796, cuando ya residía en Viena de forma permanente, aunque en 1798 Beethoven compuso para el mismo tres cadenzas distintas. Lo estrenó en Viena el 2 de abril de 1800 con el propio autor como solista. Lo dedicó a la princesa Odescalchi. Es una composición heredera todavía del siglo XVIII, especialmente del estilo musical de Haydn y Mozart. Por esa razón Beethoven consideraba esta obra, así como su segundo concierto para piano, como «ya del pasado». Es a partir del tercero, y especialmente del cuarto y quinto, cuando Beethoven desarrollará su propia concepción de estas obras concertantes.


Johannes Brahms
(Hamburgo1833- Viena, 1897)
Sinfonía número 4, en mi menor (opus 98)

Las sinfonías de Brahms son obras de madurez. Su cuarta y última sinfonía la empezó a escribir en el verano de 1884 en Mürzzuschlag, una pequeña población situada al sur de Viena muy frecuentada en invierno por los esquiadores y en el verano por quienes buscan aislamiento en un lugar delicioso rodeado de montañas. En agosto de 1884 escribió los dos primeros movimientos y en el verano de 1885, los dos últimos. A primeros de octubre de 1885 realiza en Viena una audición privada para un grupo de amigos tocándola a dos pianos.

El estreno se realizó el 25 de octubre en el palacio del duque de Meiningen, con la orquesta preparada por Hans von Bülow, bajo la dirección del propio Brahms. Al mes siguiente la Cuarta se escuchó en diez ciudades de Alemania y Holanda en interpretación de la Orquesta de Meiningen dirigida por Hans von Bülow. Finalmente, en enero de 1896 se hizo la presentación en una de las grandes salas de Viena.

El musicólogo André Lischké ha escrito que «tanto como el encanto de los dos primeros movimientos y la vitalidad del tercero, la riqueza y la envergadura del movimiento final hacen de la última sinfonía de Brahms, con justeza, la más estimada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook