22 de enero de 2020
22.01.2020

Un MARQ mejorado espera la mayor exposición de los guerreros de Xian en España

El Museo Arqueológico de Alicante ha acondicionado las salas temporales para aumentar la seguridad y la eficiencia energética - China prepara 10 figuras de terracota, un caballo y 120 piezas para la muestra

21.01.2020 | 23:01

Tres meses de obras de acondicionamiento en el MARQ han dado como resultado un museo con mayor seguridad, eficiencia energética y estabilidad ambiental. Una intervención que ha tenido un coste de medio millón de euros y que prepara al centro alicantino para dar «un paso fundamental en el proceso de internacionalización del MARQ», tal como apuntó la vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, durante la presentación del programa expositivo de 2020.

Y dentro de ese refuerzo a la apertura de fronteras, el museo alicantino se prepara para recibir la mayor exposición que se ha realizado en España de los guerreros de Xian, que traerá a Alicante diez de esas figuras y, algo poco habitual, un caballo de terracota, además de 120 piezas relacionadas con este yacimiento declarado Patrimonio de la Humanidad, encontrado en el mausoleo del primer emperador de China, Qin Shihuang.

La muestra, calificada por las autoridades chinas como «el evento de intercambio cultural bilateral más importante», según Parra, se verá entre el 17 de noviembre y el 18 de abril de 2021, e incluye espadas, cascos y cerámicas, así como la réplica de uno de los carros de terracota y diversos recursos multimedia que abarcarán la historia china desde el Neolítico hasta la coronación del primer emperador.

Antes, se verán Ídolos. Miradas milenarias, del 29 de enero al 19 de abril, y Las artes del metal en Al-Andalus, del 2 de junio al 12 de octubre, exposiciones que junto con la de los guerreros de terracota conforman las tres grandes muestras de este año, en el que el MARQ cuenta con un presupuesto de 4.269.500 euros, 3.300.000 aportación directa de la Diputación, lo que supone un aumento de 300.000 por parte de la institución provincial, según el director de la Fundación MARQ, José Alberto Cortés.

Garantías expositivas


Las tres salas temporales, el hall y el sótano han sufrido esa remodelación, realizada por el Área de Arquitectura de la Diputación, para mejorar las condiciones expositivas y dar garantías a los grandes museos que ceden sus piezas. «Desde que la reina Sofía inauguró el museo en 2003, más de 50 exposiciones temporales han pasado por estas salas», destacó el arquitecto Rafael Pérez.

Según su valoración, «el estado de conservación de las instalaciones estaba al límite, teniendo en cuenta las grandes exigencias de los museos». La intervención se ha desarrollado en 1.100 metros cuadrados de superficie y ha dotado de un nuevo espacio expositivo en el hall del museo de 9 metros de longitud. Además, se ha creado un manual de uso y mantenimiento de las exposiciones temporales, «un elemento clave a la hora de montar nuevos proyectos expositivos».

El director del MARQ, Manuel Olcina, hizo hincapié en la función investigadora del museo y anunció su participación en el Congreso Internacional Small Towns. Una realidad urbana en la Hispania Romana, el Congreso Internacional Hueso, Asta y Marfil en las Edades del Metal en Europa y el de Arqueología de la Comunidad Valenciana, así como ciclos de conferencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook