06 de enero de 2020
06.01.2020

La huella de Galdós pervive entre los autores más leídos

Rafael Chirbes, Almudena Grandes, Fernando Aramburu, Javier Cercas, Andrés Trapiello o Belén Gopegui siguen la estela del escritor canario

05.01.2020 | 19:32
El escritor Benito Pérez Galdós.

Se cumplen cien años de la muerte de Benito Pérez Galdós. Comparado con los grandes del Siglo de Oro, Cervantes, Calderón o Lope, el escritor grancanario (1843-1920) ha sido uno de los olvidados de la literatura española.

Germán Gullón, catedrático de Literatura Española en universidades de EEUU, Holanda y España y uno de los mayores expertos en la obra galdosiana, asegura que la forma en la que se ha transmitido a la narrativa actual ha sido «un tanto extraña».

A su juicio, en España «no ha habido una transición cultural, como sí la hubo política, y Galdós fue entrando a través de autores individuales y no de una forma general». Sostiene que la huella del escritor canario en los autores actuales es «muy poquita». «No creo que haya ninguno del que se pueda decir que es galdosiano total», apunta.

Rafael Chirbes

Gullón pone nombre al autor de la literatura actual más galdosiano: Rafael Chirbes. El escritor valenciano, que falleció en 2015 a los 66 años, llegó a reconocer que la relectura de la cuarta serie de los Episodios Nacionales le acompañó mientras escribía En la orilla.

«Como novelista, Rafael Chirbes tenía algo que era lo mismo que quería Galdós y era contar una historia bien contada, y eso iba en contra de la tendencia», asegura. La larga marcha y La caída de Madrid son dos novelas de Chirbes muy galdosianas en las que el lector se percata de que está ante un novelista que iba por un camino paralelo al que seguía la novela considerada en España como más literaria, aquella que cultivaba Juan Benet. En resumen, «una novela literaria frente a otra que quería contar una historia bien contada», explica Gullón.

Almudena Grandes

Ha sido, tal vez, la que más ha asumido el manto de la influencia de Galdós. Lo descubrió de adolescente, mientras leía en casa de su abuelo, y ahora siente que el canario es parte de su ser. En 2010, inició con Inés y la alegría un ciclo de seis obras independientes sobre la resistencia antifranquista en los que noveliza aspectos de la posguerra, inéditos o mal conocidos. Los Episodios de una guerra interminable de Grandes son un homenaje y siguen, en cierta manera, los patrones de los «Episodios» de Galdós.

El profesor de Literatura Comparada de la Texas A&M University, Stephen Miller, participó en 2017 en el Congreso Internacional Galdosiano, en Gran Canaria, y aportó un censo que, además de Chirbes y Almudena Grandes, incluye a Javier Cercas, Fernando Aramburu e Ignacio Martínez de Pisón.

Fernando Aramburu

Recuerda cómo de joven fue «hostil» a la literatura de Galdós. «Al sentirla tan apegada a la vida, a los usos cotidianos de la gente común, no me parecía arte», reconoce. El autor de Patria no se siente galdosiano: «La fidelidad admirativa que guardo a Galdós es más bien de lector. No tiene mucho que ver con la técnica literaria ni con el mundo que él describió, que por razones de edad no es obviamente el mío, aunque me da gusto acercarme a él».

Germán Gullón incorpora a Andrés Trapiello y Antonio Muñoz Molina en el censo de autores en los que se puede hurgar cierta huella galdosiana.

Gopegui, Sanz, Rosa y Reig

Gullón cita a autores como Belén Gopegui, Marta Sanz o Isaac Rosa que, no son Galdós, pero frecuentan una novela realista y social como la que él practicaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook