03 de diciembre de 2019
03.12.2019

Conmovedora aclamación

03.12.2019 | 00:14

De García Lorca. Actriz: Nuria Espert. Dirección: Lluís Pasqual

autivadora e íntima reunión entre esta gran dama del escenario y los espectadores, con García Lorca en el medio. Nuria Espert ha sido Yerma o doña Rosita la Soltera y estuvo en la casa de Bernarda Alba. Otra de las grandes actrices, aquella Margarita Xirgu que fue amiga del poeta, recordada por Nuria, interpretó también estos papeles femeninos con un sentimiento de soledad que el propio Lorca experimentó y que neutralizaba mediante el teatro como vehículo para compartir. Nuria Espert y el director Lluís Pasqual han vuelto a estar juntos con este montaje en relación con Federico y presenciado en el Arniches. Es el Romancero gitano (1928), un poemario que tiene 18 composiciones sobre la cultura gitana. La noche, la luna, el cielo o la muerte. Poesía popular y elevada de unos romances que despiertan emociones y sensaciones. Que evocan imágenes en la imaginación de los numerosos asistentes, a través del simbolismo y de la metáfora. El poema de Andalucía, en suma, despojado de tópicos, y con una veterana juglaresa que sintoniza con la tradición oral del siglo XV. El sentido novelesco, lírico y dramático aflora en cada poema lorquiano, que pertenece a su época de plenitud. El sentimiento trágico de la vida, o el choque entre la moral del pueblo gitano y la sociedad burguesa. Nuria Espert se dirige al espectador, memorizando los versos, con naturalidad y belleza poética, y declama Romance de la luna, luna, Preciosa y el aire, Reyerta o Romance de la pena negra. Entremedias, comentarios, recuerdos de la actriz y apuntes de una conferencia que García Lorca dio en 1935. Nuria recitaba estas poesías con solo ocho años. La pena. La Andalucía que no se ve pero sí se siente. Romance sonámbulo, con misterios indescifrables incluso para el poeta, y Romance de la Guardia Civil española, entre otras. Espert recuerda los recitales que hizo con Alberti. La voz de Paco Ibáñez en la Canción del jinete, y sobria y ajustada puesta en escena de Lluís Pasqual con sugestivas butacas de teatro y exquisitas luces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook