29 de noviembre de 2019
29.11.2019

Artistas alicantinos de colección

La Generalitat adquiere por tercer año consecutivo 22 obras de creadores de la Comunidad Valenciana para su fondo de arte contemporáneo

28.11.2019 | 23:48

Entre las piezas se incluyen algunas de Aurelia Masanet, Pablo Bellot, Susana Guerrero, Luisa Pastor, Massimo Pisani y Marla Jacarilla.

Siete obras de otros tantos artistas alicantinos han pasado a incrementar la Colección de Arte Contemporáneo de la Generalitat Valenciana. Aurelia Massanet, Isidro Blasco, Susana Guerrero, Luisa Pastor, Pablo Bellot, Marla Jacarilla y Massimo Pisani forman ya parte del fondo de esta institución que este año ha adquirido un total de 22 obras de creadores de la Comunidad Valenciana, por un valor total de 264.594 euros.

La obra Mantras I-II, de Aurelia Masanet (Alcoy, 1955), hace referencia al acto de doblar y plegar varias veces, y llega a establecer un diálogo místico, silencioso, paciente y meditativo con el material, para buscar transmitir equilibrio y serenidad.

Al artista Isidro Blasco (Alicante, 1962) se le ha comprado la instalación Solo a dos voces, obra que mezcla la arquitectura, la fotografía y la escultura, y que se encuentra expuesta en estos momentos en el MACA.

Maquina para juntar esquinas de la artista Luisa Pastor (Alicante, 1977) es una instalación compuesta por un total de quince collages en los que hay representada la desarticulación formal de una máquina.

En la instalación El fin y la persistencia de Marla Jacarilla (Alcoy, 1980), la muerte de los protagonistas de varias novelas (Madame Bovary, Un mundo feliz, Lolita, Crónica de una muerte anunciada, Las vírgenes suicidas, Ana Karenina, Muerte en Venecia, El extranjero...) se contrapone a la persistencia de la literatura. La última frase de cada novela se conserva intacta, y el resto de la obra se convierte en bloques de papel con las mismas dimensiones que el libro empleado.

Estudio caminante de Pablo Bellot (Alicante, 1976) muestra en un lienzo la imposibilidad de la imagen y de lo antivisual como reflejo del momento contemporáneo. La desintegración del individuo está constatada en la desmaterialización de la pintura, plasmado en rostros que se descomponen en un proceso de destrucción del punto visible.

Por último, Bata de cola. La salida de Susana Guerrero (Elche, 1972) es una pieza realizada tejiendo cables reciclados de plástico con interior de cobre. De la serie La mare i el temps, reflexiona sobre la salida del hijo, el cambio del hecho cotidiano y el tiempo que ya no te pertenece.

La colección de arte de la Generalitat comenzó a forjarse con adquisiciones en 2017 y son ya 73 obras con las que cuenta, tal como aseguró ayer el director del Consorcio de Museos, José Luis Pérez Pont, miembro del grupo de expertos que realiza la selección.

Parte de esos fondos, con el título Processos de transformació, se podrán ver desde hoy en Altea, con motivo de su capitalidad cultural. Además, otra parte de la colección se puede visitar en el Centre del Carme de València en la exposicion Art Contemporani de la Generalitat Valenciana. Preguntes i respostes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook