13 de noviembre de 2019
13.11.2019

El Premio Ana Diosdado se estrena con Josi Alvarado

La dramaturga alicantina gana la primera edición de este galardón con La Tarara, una historia «arriesgada»

12.11.2019 | 23:59
De izquierda a derecha, Chema Cardeña, Josi Alvarado y Carlos Rodríguez ayer tras recoger sus galardones.

Chema Cardeña recibe el homenaje de la Muestra de Autores y Carlos Rodríguez el Premio Palma de Alicante.

Las redes del teatro son amplias, tanto que ayer todo confluyó para que de uno u otro modo Alicante protagonizará el acto central de la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos. Y no porque se celebre en esta ciudad hasta el próximo sábado, que también, sino por razones que han coincidido en el tiempo.

La alicantina Josi Alvarado ganaba la primera edición del Premio Ana Diosdado para autoras, convocado por la Fundación SGAE; Chema Cardeña, como autor homenajeado, recordaba el talento teatral de la ciudad y su asistencia como alumno al taller de dramaturgia de la primera edición de la Muestra, que le publicó su primer texto, y Carlos Rodríguez, al recoger el Premio Palma de Alicante en nombre de la Asociación de Directores de Escena, enlazaba con Cardeña al haber convertido en libro su obra La puta enamorada. Fue en el tradicional acto en el Salón Azul del Ayuntamiento de Alicante, antes de que se estrenara en el Principal Susan y el diablo, la obra del autor homenajeado.

Josi Alvarado oyó su nombre de boca del presidente de la Fundación SGAE, el también alicantino Juan Ramón Arnáiz, por su texto La Tarara, elegido entre 179 originales presentados, que le reportará 4.000 euros, la publicación y una lectura dramatizada. «Para mí es un hito en mi incipiente carrera como escritora teatral y más con una obra ambientada en los años 60». Una historia «arriesgada», la de un personaje intersexual, «un señor que quería ser señora y vivía en el casco antiguo» y que acaba siendo «un thriller».

Por eso dedicó el premio «a todas las tararas del mundo, a todas las personas que se sitúan entre un género y otro, porque por mucho que digan los profetas del odio, hay niños sin sexo biológico; a todos los que no somos hombres, blancos, españoles o heterosexuales y que por ellos hemos sentido alguna vez el desprecio o el odio de otras personas».

Chema Cardeña recibió el homenaje de la Muestra con una estatuilla de Morán Berruti de manos de Fernando Cerón, subdirector de Teatro del INAEM. «Si ya es importante este premio para mí, que sea en Alicante es un orgullo», destacó. Pidió que la Muestra siga teniendo apoyos «porque es importantísimo para los autores que sigáis adelante» y afirmó que «en esta ciudad me gustaría que el teatro tuviera el desarrollo que se merece porque hay tanto talento y tanta gente que ha hecho tanto que me parece que es hora de que se le reconozca; soy un autor valenciano pero Alicante no tiene que ser menos que València».

Por su parte, Carlos Rodríguez mostró su emoción por recibir el Premio Palma de Alicante y recordó el nombre de Juan Antonio Hormigón, figura fundamental de esta entidad fallecido recientemente. «Este galardón viene a reconocer 37 años de impulso, estudio, trabajo, indagación y propuestas alrededor de la creación teatral española contemporánea». Este reconocimiento, destacó, «desde el recuerdo de Hormigón, nos va a impulsar a seguir adelante».

En el acto intervinieron también el alcalde de la ciudad, Luis Barcala, que resaltó que «a pesar de la falta de recursos, la Muestra es el ejemplo de la perseverancia del sector», y el concejal de Cultura, Antonio Manresa.

Soledad y memoria

La memoria y la desmemoria recorren Els dies de la nit, obra con acento alicantino del autor Joan Lluís Moreno con la que ganó el Premi Evarist Garcia en 2006. Tomàs Mestre y Neus Agulló protagonizan este montaje, dirigido por Pep Cortés, que se veráhoy en la Universidad de Alicante.

«Es la historia de la soledad compartida, la de una pareja de ancianos que va desgranando su pasado», destacó ayer Mestre durante la presentación del montaje. «El texto habla del Alzheimer que sufre el protagonista, de la violencia de género porque la hija murió a manos de su marido, y del papel de la mujer que está esclavizada al servicio de su pareja».

Además, ayer se presentó el montaje Tórtola, de Begoña Tena, producción del IVC y resultado del Laboratorio Ínsula Dramataria de esta entidad, en la que la autora resultó ganadora. La dramaturga destacó la importancia de una iniciativa como esta y el «gran momento» de las escritoras de teatro. «Hay muchas y muy diferentes, que es lo más interesante; y no hay un estilo femenino, sino estilos muy distintos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook