02 de noviembre de 2019
02.11.2019
Punto y aparte

Juan Eslava: «Conocer la historia es una vacuna contra el populismo»

Es un narrador prolijo y un conversador senecano que, aunque reconoce su nula vida social, está siempre al pairo de la actualidad

01.11.2019 | 19:55
Juan Eslava: «Conocer la historia es una vacuna contra el populismo»

Su último libro es La conquista de América contada para escépticos – «los españoles no tenemos por qué avergonzarnos de la conquista de América», indica– y el próximo, La tentación del Caudillo, una historia ficcionada sobre Franco y la Segunda Guerra Mundial.

Entre novelas, libros de historia y biografías, ensayos y los firmados con el pseudónimo Nicholas Wilcox, Juan Eslava acumula casi un centenar de obras. Una producción renacentista que lo llevó recientemente a la Fundación Cañada Blanch de València en un acto organizado por Casa Mediterráneo. En un inmenso despacho de la sede de la entidad, Eslava habla como escribe, sin rodeos.

P ¿Vio la exhumación de Franco?
R Sí.

P ¿Y?
R Un espectáculo.

P ¿Bueno o malo?
R Penoso.

P ¿Ha visto la última película de Amenábar?
R Me han hablado muy bien, pero todavía no. Pienso verla cuando pueda.

P ¿Y este repentino interés por la historia?
R Los españoles hemos tenido un tanto olvidada nuestra historia y últimamente está habiendo mucho interés con la novela histórica. Me parece muy conveniente, para que sepamos que lugar ocupamos en el mundo y lo que somos.

P ¿Memoria histórica es un oxímoron?
R En cierto modo sí. Es una manipulación política. Habíamos llegado al acuerdo de olvidar un poco el enfrentamiento de la Guerra Civil, las dos Españas y todo eso en la Transacción, que la gente le llama Transición, y que ahora por cuestiones políticas hay que despertar solo de una parte, y eso me parece injusto desde el punto de vista histórico.

P ¿Y desde el punto de vista de las familias?
R Igualmente, es de nuevo sembrar odio entre los españoles por una cuestión política, cuando eso lo tenemos más que superado, o deberíamos tenerlo, nadie es responsable de los crímenes que hicieron sus abuelos.

P Algunos historiados catalanes sostienen que Cristóbal Colón era de allí.
R La manipulación de la historia por los catalanes es una cosa graciosa... Hasta hace un siglo se podía decir que era un personaje enigmático, que era de cualquier parte. Ahora tenemos datos fehacientes, notariales, que la familia era de Génova.

P Otros, en cambio, dicen que la conquista de América es un orgullo oculto.
R No diría que es un orgullo oculto, pero desde luego no tenemos que avergonzarnos de ella. Tiene grandes zonas de sombras y de luz, pero si la comparamos con los que han sido los imperios podemos sentirnos muy orgullosos.

P Le veo muy en la teoría de Roca Barea.
R Esta teoría la tengo desde mucho antes de que Roca Barea escribiera su libro, lo que pasa es que estaba últimamente un poco desprestigiada.

P ¿Ha leído Imperofobia?
R La estoy leyendo.

P ¿E Imperiofilia de Villacañas?
R La respuesta de Villacañas es un ataque personal. En este país hay mucha envidia y cuando un autor vende mucho suelen envidiarlo otros que no venden tanto, o no venden nada. Esa respuesta tan desmedida y tan personal solo la veo movida por la envidia. Podía haber hecho un libro más equilibrado simplemente criticando los efectos que pueda tener el libro de Roca Barea.

P ¿La historia es la mejor vacuna contra el populismo?
R El conocimiento de la historia, y la cultura en general, es una excelente vacuna contra el populismo.

P ¿A qué achaca el auge del populismo?
R Porque hay mucha incultura y la gente se deja manipular. Esto que estamos viviendo en Cataluña se parece muchísimo a la formación de opinión que hubo en la Alemania de Hitler. Manipulación por la propaganda, primero, y en segundo lugar la manipulación desde la escuela primaria.

P ¿Está diciendo que el nacionalismo es nazismo?
R No, no. No lo estoy comparando con el nazismo. Estoy diciendo que el procedimiento de captación es absolutamente el mismo. Más bien estoy elogiándolo, porque es muy eficaz. El sistema gobelesiano que se está usando en Cataluña es eficacísimo.

P ¿Cómo hace para escribir tanto?
R Solo escribo y leo y de vez en cuando voy al cine. No tengo vida social.

P ¿Qué está preparando ahora?
R Ya tengo entregado el próximo libro que se va a llamar La tentación del Caudillo.

P ¿Ensayo o ficción?
R Es una historia ficcionada con muchas notas a pie de página que remiten a documentos, sobre la tentación que tuvo Franco de entrar en el Segunda Guerra Mundial.

P Qué al final no entró.
R Afortunadamente o desafortunadamente, no sabemos muy bien.

P ¿Cualquier tiempo pasado fue peor o mejor?
R Siempre tendemos a idealizar el pasado. Me da la impresión que cualquier tiempo pasado fue peor. Lo digo desde mi punto de vista de aficionado a la historia. En España desde Roma, incluso antes, siempre hemos conocido hambrunas y hambre. Lo que pasa es que el tiempo presente es mejorable.

P ¿Escribe al mismo tiempo ficción e historia?
R Últimamente hago ensayos ficcionados. Al principio cuando estaba escribiendo un texto ensayístico me apetecía escribir ficción, casi los iba alternado hasta que decidí que podía escribir un ensayo histórico ficcionando.

P ¿Qué lee?
R Novela cada vez menos. Es algo que nos ocurre a los escritores cuando llegamos a una cierta edad, cada ve leemos menos y lo que hago es releer. Y el ochenta por ciento es ensayo.

P ¿Nombres?
R A Cunqueiro lo releo continuamente, me parece injustamente tratado por la historia de la literatura. Sender, Baroja, los clásicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook