22 de octubre de 2019
22.10.2019

Los investigadores vuelven al Archivo Histórico de Alicante

El centro reabre la sala tras cinco meses cerrada por falta de personal

22.10.2019 | 00:09
Tres investigadores en la sala reabierta del Archivo Histórico Provincial.

La Generalitat incorpora un funcionario técnico de archivos y bibliotecas y un contratado temporal de atención en sala.

Cinco meses han pasado desde que el Archivo Histórico Provincial de Alicante cerró la puerta de la sala de investigadores por falta de personal que pudiera atender las peticiones de los usuarios. Eso fue en el mes de mayo, cuando el fin de contrato de un auxiliar de sala y del periodo estipulado de una becaria dejó en precario esta entidad, de titularidad estatal pero gestionada por la Generalitat Valenciana, con tan solo seis trabajadores.

La incorporación de un funcionario técnico de archivos y bibliotecas y la contratación temporal de una persona para atención en sala ha insuflado algo de aire al AHPA que ha podido recibir de nuevo a investigadores que pretenden acceder a algunos de los 100.000 documentos inventariados, aunque el volumen total «es imposible de calcular», destaca María del Olmo, directora de este centro. Y es que en 2008 eran doce los trabajadores que formaban parte del equipo del archivo, pasando a ocho este año y a seis durante los 5 meses en los que ha estado cerrado este servicio de consulta.

Además, no solo utilizan este centro los investigadores, ya que se organizan visitas y hay un proyecto educativo para colegios y exposiciones, además de tener que atender a las consultas y realizar un trabajo técnico importante para que se pueda acceder a esos fondos en buenas condiciones.

En el primer día de apertura la semana pasada fueron cinco los investigadores que ocuparon la sala. Según los datos facilitados por el AHPA, el pasado año atendieron a 1.343 investigadores, tanto en sala como por teléfono y mail, una media de cinco o seis cada día.

En 2018 fueron 11.859 los usuarios que de una u otra forma utilizaron los servicios del archivo, contando las visitas a las exposiciones que se organizan en la planta baja y los colegios e institutos, que el año pasado fueron más de medio centenar.

Esta labor la realizan la directora del centro, una habilitada para la gestión económica, una restauradora, dos auxiliares administrativos, un conserje y, ahora, las dos nuevas incorporaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook