07 de septiembre de 2019
07.09.2019

Algo más que una librería en Alicante

Pynchon&Co reabre sus puertas en la calle Segura nº 22 con 400 m2 de espacio para los libros, café y vinoteca, talleres, proyecciones y música

06.09.2019 | 21:55
Algo más que una librería en Alicante

Pynchon&Co renovó el concepto de librería en Alicante hace cinco años cuando se instaló en la calle Quintana con el propósito de atender a autores y títulos difíciles de encontrar junto a clásicos de la literatura. Tras un mes de cierre por traslado a un local cuatro veces mayor en la calle Segura, a escasos metros de su ubicación anterior, el pasado 7 de septiembre volvió a abrir sus puertas y a revolucionar el concepto, ya que el término tradicional de librería se les queda corto.

«Creo que esto no se ha visto en Alicante y en la Comunidad Valenciana: cuatrocientos metros cuadrados de librería, con jardín, cafetería, vinos, aula de actividades, presentaciones, proyecciones y conciertos... Queríamos poner Alicante en el mapa y esto ya es una librería europea, que podría estar en cualquier ciudad de Europa», apunta Manuel Asín, copropietario junto a Telma Bonet y Celia González de la renovada Pynchon&Co, que reconoce que sin este primer lustro de camino andado no habría sido posible dar ahora este paso de ampliación del espacio y las actividades.

«Si entonces abrimos a contracorriente en una época de crisis y era un reto, esto es darle una vuelta de tuerca más. Ya tenemos una base de clientes, sabemos lo que piden, y el núcleo central sigue siendo la librería y los libros; el resto de actividades es un complemento que hace que este sea un sitio acogedor en el que apetezca estar», aclara Asín horas antes de abrir en las nuevas instalaciones, capaces de albergar hasta 14.000 referencias de libros.

El café y la vinoteca, con una terraza interior, también se abren al público con 400 referencias de caldos de 80 países y de cultivos, como los libros, que no sean de comercio masivo. «Haremos catas de degustación desde principios de octubre y seguimos la misma línea que con los libros, con pequeñas bodegas y cultivos sostenibles o ecológicos. Aquí se podrá tomar una copa desde los dos euros», apunta Celia González, que avanza que con el tiempo habrá también catas literarias.

Inauguración oficial en octubre


Aunque la inauguración oficial será a principios de octubre, coincidiendo con el quinto aniversario de la librería, los talleres ya han comenzado (de escritura, lettering, caligrafía, libro de artista) y en octubre hay previsto iniciar otro de teatro; los clubes de lectura (de narrativa, identidad alicantina y narrativa) se inician este mes y en octubre habrá otro de libros infantiles; y las presentaciones de libros empiezan el próximo fin de semana con un libro de Andrés Ibáñez ( El rostro verdadero) el día 13 y otro de la exlibrera Belén Rubiano ( Rialto, 11) el día 14, acompañado del primer concierto acústico del grupo luminaria.

El cine, con ciclos y presentaciones de trabajos de directores alicantinos, prevé comenzar en octubre y en unas semanas se instalará el espacio específico para el público infantil. «La idea es extender el mundo del libro a otras actividades afines, abrir el campo y ser un punto de encuentro de gente con intereses comunes», indica la librera, que estará acompañada de otras cinco personas en la nueva Pynchon.

La librería ha cuidado el diseño interior y exterior, realizado en gran parte con muebles y material reciclado. Hasta las antiguas estanterías parecían hechas a medida para el nuevo espacio,cuyo horario es de 10 horas a, al menos, 22 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook