13 de agosto de 2019
13.08.2019

Las resonancias de Saülo Mercader

El artista alicantino afincado en París reúne más de 40 obras recientes en Résonances, su última exposición en la capital francesa

12.08.2019 | 21:23
Las obras Naissance de Gilgamesh, Hommage à Nilda Fernández y Le Rêve forman parte de su reciente exposición en el centro de arte L'Oleil de Gaïa de París.

El pintor y escultor, que no expone en Alicante desde 2003, reflexiona sobre el papel del individuo en el mundo.

La última vez que Alicante acogió las obras de Saülo Mercader en Alicante fue en 2003, con una exposición que ocupó la Lonja del Pescado «al completo, con toda la obra traída de París», recuerda el artista nacido en San Vicente del Raspeig en 1944 y afincado en la capital francesa desde hace cuatro décadas, que también pasa temporadas en su casa de El Campello. «Me gustaría volver a exponer en Alicante porque hace ya mucho tiempo de aquello», afirma el artista, condecorado en 2013 con el título de Comendador de la Orden de las Artes y las Letras de Francia y en 2004 con la Médaille de Vermeil de la Ville de Paris, que conserva una carta de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, solicitando en 2016 la Medalla de Oro de las Bellas Artes para Mercader al Gobierno español.

Mientras ese momento llega, y dada su ingente producción artística –«solo en este último año he acabado unas 150 obras», declara– la galería y centro de arte parisino L'Oeil de Gaïa inauguró el pasado mes de junio la muestra Résonances con una selección de cuarenta de sus obras más recientes con las que lanza una pregunta al espectador sobre «dónde se sitúa el ser humano en el mundo».

Atrevido, colorista y crítico, Saülo Mercader se ha creado un mundo propio dentro del arte contemporáneo y en esta muestra aparecen curvas y puntos de color que representan las notas musicales sobre un pentagrama donde «cada obra actúa como una caja de resonancia, cada atmósfera artística tiene su propia música», apunta el artista, que reflexiona sobre «el lazo invisible que tiene el ser humano con el cosmos» porque «buscamos algo que no podemos definir y que a veces nos conmueve».

En ese universo encaja Saülo Mercader una de las obras de la muestra, en las que que rinde homenaje al cantautor hispano-francés Nilda Fernández, autor de la canción Madrid, Madrid, fallecido en mayo y reflejado en su pintura «en el mundo de las estrellas». Otras piezas hablan de los universos escondidos del misterio y la poesía ( Le Rêve), los ciclos renovados de la vida ( El nacimiento de Gilgamesh) o también de la inmigración ( La acogida).

«Mi obra siempre habla de la naturaleza, de las personas y de la sociedad, de todo lo que ocurre en la vida, que está en convulsión constante», indica el artista, que pone de ejemplo la crisis que vive Europa y la falta de atención a «las personas que vienen de otros países, que no nos hacen daño y tenemos que intentar ayudar».

Escultura pendiente


Mercader ha aprovechado su estancia en El Campello para remitir una carta al Ayuntamiento de esta localidad con el fin de preguntar si hay algún avance en la escultura que el consistorio le encargó en el año 2005, un proyecto denominado Puerta de la luz de cinco metros de altura que quedó paralizado con la llegada de la crisis económica.

El Ayuntamiento de San Vicente sí cuenta desde 2007 con una de sus grandes piezas, Dona Lluna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook