11 de julio de 2019
11.07.2019

Un juzgado falla que Javier Sánchez es el noveno hijo de Julio Iglesias

El magistrado se pronuncia a favor del joven valenciano

10.07.2019 | 22:54
Un juzgado falla que Javier Sánchez es el noveno hijo de Julio Iglesias

El juez se basa en la negativa del cantante a hacer la prueba de paternidad, el testimonio de su madre y el «evidentísimo parecido físico» entre ambos.

El mes de julio de 2019 ha traído un nuevo hijo, el noveno, a la vida de Julio Iglesias de la Cueva. Se trata de Javier Sánchez Santos, que ha dedicado veintiocho de sus cuarenta y tres años de vida a perseguir que el cantante reconozca su paternidad. Una filiación que el Juzgado de Primera Instancia 13 de València volvió a reconocer en una sentencia que se hizo pública ayer y que no es firme, ya que puede ser recurrida ante la Audiencia de València. El abogado del cantante, Fernando Falomir, y la Fiscalía Provincial de València anunciaron que presentarán recursos contra esta nueva decisión judicial sobre el noveno hijo de Julio Iglesias, al considerar que ya es «causa juzgada» por las sentencias anteriores, que acabaron fallando en su contra. Falomir también explicó a INFORMACIÓN que recurrirá la sentencia porque se basa en una presunta negativa a someterse a una prueba biológica, que «no es tal», y que en cualquier caso se trata de «cosa juzgada», según Falomir, por lo que no haría falta realizar esta reclamada prueba de paternidad.

Sin embargo, en el último auto judicial el magistrado considera que «los indicios concurrentes en el presente caso son suficientes» para determinar la paternidad del cantante afincado en Miami, ante su «negativa a realizar la práctica de la prueba biológica». También suma a favor de esta decisión del juez que «en la época aproximada de la concepción del demandante [Javier Sánchez Santos] existieron ciertos contactos y trato entre la madre de éste y aquel demandado [en referencia a Julio Iglesias], que hacen que no sea inverosímil ni descabellada la posibilidad de haber existido relaciones sexuales entre ellos». Una posibilidad que, advierte el juez, «podría haber sido desmontada muy fácilmente con solo haber posibilitado [Iglesias] la realización de la mencionada prueba».

El magistrado también tiene en cuenta la declaración de la madre de Javier Sánchez Santos, María Edite Santos, quien «aún en el supuesto de que haya podido exagerar el contenido e intensidad de sus relaciones con Julio Iglesias, resulta verosímil al haber aportado datos muy concretos sobre la pertenencia, ubicación y distribución interior del chalet donde aquel se alojaba en esos días, que fácilmente podría haberse contrastado, si así se hubiese pretendido».

Tampoco pierde de vista el juez de Primera Instancia 13 «el evidentísimo parecido físico que presenta Javier Santos con Julio Iglesias que, si bien es verdad que podrían ser fruto del azar, sería una excesiva e improbabilísima casualidad que, teniendo ese gran parecido y habiendo sido concebido en los días aproximados en que su madre y Julio Iglesias coincidieron actuando en la misma sala de fiestas, su padre biológico fuese un tercero».

Tras ser reconocido como hijo de Julio Iglesias y cuando la sentencia sea firme, Javier Sánchez Santos podrá usar el apellido de su padre y heredar cuando muera el cantante, aseguró el abogado que le ha defendido en esta causa, Fernando Osuna, quien ha vaticinado que el recurso judicial presentado por el abogado del cantante está abocado al «fracaso». «En el peor de los casos, la causa puede durar tres o cuatro años más» por los recursos que presente el abogado del cantante ante la Audiencia Provincial de Valencia, el Tribunal Supremo, el Constitucional y el de Derechos Humanos de Europa, ha calculado el letrado sevillano Osuna. Sin embargo, en rueda de prensa, ha considerado que no va a prosperar ningún recurso porque la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 13 de València está «muy bien fundamentada».

Tampoco cree que vayan a prosperar los recursos porque Javier Sánchez nació justo nueve meses después de las relaciones en 1975 entre el cantante y la exbailarina María Edite en San Feliu de Guixols (Girona) y porque las pruebas científicas descartaron que sea hijo del que fuera marido de la mujer. Además, señala el abogado, la sentencia de primera instancia recoge la «persistencia» y «continuidad de la lucha» judicial de la bailarina desde 1991 para lograr que Julio Iglesias reconociera a Javier Sánchez como su hijo.

Otras de las consecuencias para el nuevo hijo del cantante, cuando la sentencia sea firme, es que podrá ser atendido por Julio Iglesias en caso de que tenga problemas de salud o de pobreza.

La herencia que le correspondería sería la parte «legítima» de Julio Iglesias, precisó el abogado, antes de explicar que el uso del apellido del cantante es una decisión que debe tomar Javier Sánchez y tramitarla en el registro civil. Preguntado por el hecho de que Julio Iglesias estaría dispuesto a someterse a las pruebas de ADN tras una primera sentencia, Osuna ha dicho que la justicia «no es un juego» ni una «subasta» y que no se pueden hacer ese tipo de peticiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook