27 de junio de 2019
27.06.2019

Algo se cuece en Las Cigarreras

El programa Cultura Resident del Consorcio de Museos finaliza con la presentación el día 3 de los cuatro proyectos desarrollados en los últimos meses

26.06.2019 | 22:02
Los actores de Fraude, la propuesta de la dramaturga Eva Zapico.

La creatividad se ha cocido a fuego lento durante los últimos meses en Las Cigarreras. Allí se ha instalado y de esa cocina cultural han salido unos platos que el público podrá degustar el próximo 3 de julio. El programa Cultura Resident del Consorcio de Museos ha dado cobijo a cuatro propuestas artísticas en las que sus autores han trabajado dando al centro cultural alicantino una vuelta de tuerca para ser espacio creativo más allá de lo puramente expositivo.

Durante dos meses, la directora y dramaturga Eva Zapico ha gestado su propuesta teatral Fraude (O las consecuencias del fracaso), mientras la mallorquina María José Ribas Bermúdez ha trabajado en su proyecto artístico Vicio y dependencia. Las residencias de cuatro meses han permitido a Norberto Llopis Segarra y Davinia V. Reina, ambos valencianos, ejecutar sus propuestas Lo blanco y Victoria regia, respectivamente.

Y de todo ello se dará cuenta el próximo 3 de julio, a partir de las 18.30 horas, en el Festival Cultura Resident que se celebrará en la Las Cigarreras. El acto se iniciará con la pieza escénica creada por Eva Zapico, que acaba de dirigir el Tirant producido por la Compañía Nacional de Teatro Clásico y el IVC. Lo hará con la participación de los actores Ángel Figols, Iñaki Moral, Miguel Ángel Sweeney y el alicantino Morgan Blasco. Será en la Caja Negra donde se verá este montaje, que en su versión larga está previsto que se estrene en el Teatro el Musical de València en diciembre, según la propia dramaturga.

« Fraude habla de la mentira, en particular de la mentira en el seno familiar, la mentira ejecutada por la que es la figura hegemónica dentro de la estructura de la familia heteropatriarcal: el padre».

La pieza, que ha trabajado junto a los actores a partir de su texto que ha ido creciendo con la improvisación, «indaga sobre la construcción de una narrativa vital ficcionada por parte de aquel que se ve obligado a sostener varias mentiras simultáneas», como «metáfora de nuestro propio sistema capitalista y la mentira estructural sobre la que se asienta».

A lo largo de los dos meses de residencia, un proceso ya conocido para ella, ha partido de un tema y unos parámetros de improvisación. «Lo que hago es ir grabando el audio de las improvisaciones para luego transcribirlo e ir construyendo el texto».

Para Eva Zapico, las residencias de creación se abren como una oportunidad a la creación. «Son espacios de investigación y prueba; el lugar en el que poder probar y eso es muy interesante». En su opinión, «es diferente a cuando te llaman para montar una pieza por encargo y no tienes ni el espacio ni el tiempo para la experimentación ni el erros; las residencias son el laboratorio, lo que importa es el proceso creativo, no el resultado».

Para el actor Morgan Blasco, ha sido un proceso «muy productivo». «Trabajábamos lo que Eva había creado en soledad, proponíamos cosas y eso ha hecho que fuera un proceso muy rico».

Tras Fraude se presentará, a las 19.30 horas, en la Sala Elaborantes, Lo blanco, una propuesta performativa de Norberto Llopis, con la participación del bailarín Santiago Ribelles. Una reflexión sobre el concepto de blanco y cómo darle visibilidad.

Le seguirá, a las 20.25 horas, Vicio y dependencia, iniciativa de María José Ribas que pretende relacionar la historias de Las Cigarreras con el proceso industrial de la emancipación que pudo suponer en su momento la producción de tabaco para sus trabajadoras, con una perspectiva de género.

Cierra este festival Davinia V. Reina con Victoria regia, que gira en torno al libro del mismo título, publicado en 1961, para investigar el contexto inglés de la segunda mitad del siglo XIX en materia de igualdad y lucha por los derechos de las mujeres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook