19 de junio de 2019
19.06.2019

València descubre al retratista alicantino Vicente Rodes

El Consorci de Museus inaugura la primera exposición dedicada al «dedo milagroso» en 90 años en la capital valenciana con 100 obras

18.06.2019 | 22:29
Pilar Tébar, José Luis Pérez Pont y Sergio Pascual, ayer en el Museo de Bellas Artes de València.

«Todo el mundo quería un retrato suyo», indican los comisarios.

Se le conocía como el «dedo milagroso» por su habilidad en el retrato al pastel. Vicente Rodes Aries (Alicante, 1783-Barcelona, 1858) pintó a la burguesía y a la aristocracia valenciana y catalana de comienzos del siglo XIX. Académico supernumerario y de mérito en la Academia de Bellas Artes de San Carlos de València y primer director de la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi, Rodes es uno de los artistas de mayor calidad y producción retratística de la primera mitad del s.XIX.

Pese a su prolífica producción no se le ha dedicado ninguna exposición en más de 90 años (la última la impulsó su propio nieto en 1926 en Valls, Tarragona) y su obra se halla dispersa por diversas colecciones tanto públicas como privadas, dentro y fuera de España. Algunas de estas piezas, cerca de un centenar, están expuestas ahora en el Museo de Bellas Artes de València hasta el próximo 8 de septiembre, en una muestra impulsada por el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, que terminará en Alicante. Esta «ausencia» de Rodes en casi un siglo hace que muchas de las obras que el museo de la calle San Pío V exhibe ahora sean inéditas.

El director del organismo interprovincial, José Luis Pérez Pont, y los comisarios de la exposición, los historiadores Pilar Tébar y Sergio Pascual, explicaron ayer que la muestra Vicente Rodes Aries. El estudio del natural. De la Academia al Romanticismo tiene un recorrido cronológico que comienza en los primeros años de Rodes en Alicante, para continuar con su consagración en València y su éxito en Barcelona, donde ya disfruta de una gran fama como retratista y es solicitado por la burguesía catalana. «Todo el mundo quería un retrato de Rodes», dijo Pascual. Tébar añadió que, «junto a José Aparicio, es uno de los pintores más importantes de la primera mitad del siglo XIX».

Moverse en esos círculos, señalaron los comisarios, es también motivo por el cual Rodes no es un gran conocido entre el gran público. Tébar y Pascual explicaron que su nombre sí es conocido entre grandes coleccionistas y apuntaron que su cotización en las casa de subastas se encuentra al alza.

Rodes retrató a grandes personajes de su época y destaca una serie de la familia Gil-Serra, con seis obras: desde la suegra de Pedro Gil hasta los hijos del banquero y político catalán y su esposa, Josefa Serra. La exposición se centra en los retratos que Rodes hizo tanto a dedo alzado como en óleos. En algunos casos el pastel es preparatorio para el óleo; en otras, elemento artístico en sí. En cualquiera, dijeron los comisarios, «Rodes era capaz de captar la personalidad del retratado». La muestra hace una travesía por el estilo del artista, desde el estudio al natural de la academia hasta sus imágenes más románticas. Además, revela el interés de Rodes por el daguerrotipo.

Esta exposición es fruto de la colaboración entre los tres museos de Bellas Artes de Castelló, València, y Alicante. Además, cuenta con fondos del Museu Nacional d'Art de Catalunya, la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts de Sant Jordi o el Museo del Romanticismo, entre otros.

Descubrimientos en el proceso de investigación

Pilar Tébar explica que el hallazgo del primer dibujo de Rodes, que data de 1799, sitúa sus inicios antes de lo pensado
La muestra ha llevado, además, un laborioso proceso de investigación. Entre los descubrimientos, Tébar señaló que el primer dibujo de Rodes data de 1799, lo que sitúa sus inicios en una fecha anterior a 1803, como se afirmaba en estudios anteriores.

El director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont explicó que «con esta exposición completamos un capítulo de nuestra historia recuperando para el público la obra de Vicente Rodes. Gracias a las investigaciones de los comisarios, Pilar Tébar y Sergio Pascual, se han localizado unos dibujos que han permitido situar el inicio de su producción en una fecha anterior a la reseñada hasta el momento además de exhibir un conjunto de óleos que se hallaban dispersos en diversas colecciones o mostrar un gran número de obra inédita, restaurar diversas piezas así como contextualizar su trabajo reconociendo su labor dentro de la academia de Sant Jordi, entre otros hallazgos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook